Sábado aciago para el Universidad de Valladolid y el Unión Arroyo

Dani Martín y Miguelín, durante el partido de la primera vuelta contra el Xove. SERGIO SANZ

Los de Kike Molina se distancian de la Copa del Rey tras perder contra el Xove (7-5) y los de Félix Martínez de la permanencia, después de caer en casa contra el Guardo (1-3).

SD XOVE: Gati, Marcos, Manu, Mini y Nete. También jugaron: Rubén, Pancho, Aitor, Keko, Souka y Pulido.

UNIVERSIDAD DE VALLADOLID: Nacho Pirin, Dani Martín, Leal, Muñoz e Isaac. También jugaron: Balle, Miguelín, Taveras, Raulito y David (p.s.).

GOLES: 0-1, minuto 13: Taveras; 0-2, minuto 15: Leal; 1-2, minuto 16: Mini; 2-2, minuto 17: Manu; 2-3, minuto 19: Balle; 3-3, minuto 23: Marcos; 3-4, minuto 24: Balle; 4-4, minuto 25: Aitor; 4-5, minuto 31: Raulito; 5-5, minuto 35: Pancho; 6-5, minuto 36: Manu; 7-5, minuto 37: Gati.

ÁRBITROS: Calleja Rubio y Garcia Schmid, de Asturias. Mostraron tarjeta amarilla a los locales Keko y Aitor, y a los visitantes Taveras y Raulito.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 20 del Grupo I de Segunda B, disputado en el Pabellón Municipal de Xove.

El Universidad de Valladolid continúa tropezando con la misma piedra; ese que le ha ido alejando poco a poco de la cabeza de este Grupo I de Segunda B. Una vez más, el desacierto con la portería rival y los errores propios le condenaron a otra derrota dolorosa, la consumada ante la SD Xove (7-5) tras ir ganando durante gran parte del partido, que le aleja de la Copa del Rey.

 

Porque no parecía que llegara la tragedia para los vallisoletanos en la localidad gallega, pero los regalos en esta categoría se pagan demasiado caros. El inicio fue universitario, con ocasiones a favor que no logró convertir en gol, pero con tan solo una en contra durante los primeros 13’. A partir de ahí, el Uni logró derribar el muro lucense para anotar dos goles en tres minutos, por medio de Taveras y Leal.

 

Pero la reacción local no tardó en llegar, aprovechando las facilidades de los pucelanos. De esta manera, en los dos minutos siguientes el empate volvió al marcador, con los goles de Mini, a la contra, y de Manu, tras pérdida. El choque ya estaba en la recta final del primer acto, pero el Uni tuvo la última palabra y, con una volea de Balle, consiguió marcharse al descanso con ventaja (2-3).

 

El ritmo trepidante continuó tras el entretiempo, donde el empate volvió a protagonizar el resultado. Aunque se vivió un intercambio de goles que acabó con el 4-4, con una buena jugada universitaria finalizada por Balle entre los tantos locales.

 

Pasado el ecuador de la segunda mitad, Raulito tiró de magia para deshacer la igualada con un golazo. El Uni aguantó unos minutos el 4-5, pero acabó claudicando ante su rival, que volvió a sacar provecho de los errores visitantes. Ni el portero-jugador salvó a los de Kike Molina, que hasta encajaron el definitivo 7-5 con el juego de cinco.

 

“Con lo que nos cuesta hacer goles, hemos sido madres en los suyos. La clasificación refleja las ganas y la intensidad. De juego estamos bien, pero esas pérdidas no se pueden considerar”, explicó Molina al término del encuentro. No quiso poner como excusa las bajas, pero sí lamentó no haber podido dar minutos a Rodri y Gonza, juveniles del Valladolid Tierno Galván, por “cómo se sucedió el partido”.

 

MALA JORNADA

 

De esta manera, el Uni se aleja más todavía de la zona de clasificación para la Copa del Rey, ya que termina esta jornada 20 seis puntos por detrás del Guardo, tercer clasificado, que este sábado ganó al Unión Arroyo a domicilio (1-3), resultado que complica la permanencia para el equipo de Félix Martínez, que está ya a seis unidades.

 

El próximo fin de semana no habrá competición, por lo que los representantes vallisoletanos volverán a jugar el del 24 de marzo. El Uni recibirá en Fuente la Mora al Atlético Benavente, mientras que el Arroyo visitará al FS Zamora, líder del grupo.