Cyl dots mini

Rubén Alcaraz: “Nos hemos metido atrás por miedo a que nos empataran”

Alcaraz se dispone a lanzar la falta que terminó siendo el 1-0 contra el Huesca. A.MINGUEZA

El autor del gol del triunfo del Real Valladolid frente al Huesca reconoció que el equipo dio un paso hacia su portería, pero también que fue “mérito del rival”.

“Me he concentrado, he tenido mi tiempo y he podido marcar el gol que sirve para llevarnos los tres puntos, que es lo más importante”. Así resumió Rubén Alcaraz la acción a balón parado que dio la victoria al Real Valladolid contra la SD Huesca; como si fuera sencillo ejecutarlo, algo que él demostró saber hacer.

 

Porque esa fue ‘la jugada’, ya que el 1-0 no se movió y terminó siendo el resultado final. El conjunto blanquivioleta acabó sufriendo en la segunda parte, cuando reculó para mantener la ventaja. “Hay que dar mérito al rival. Nos hemos metido atrás por miedo a que nos empataran. Hay que sacar adelante estos partidos”, explicó.

 

El Pucela consiguió su objetivo y demuestra cada jornada un asentamiento y crecimiento en la categoría importantes. “Estamos consiguiendo no tener errores y mantener la portería a cero, dijo orgulloso.

 

Ello es fruto del “buen momento” en el que se encuentran él y el equipo. “Tenemos que aprovecharlo para cuando vengan las dinámicas malas, comentó. Pero, de momento, la realidad es que, tras 8 jornadas, el Pucela tiene 12 puntos. “Personalmente, no miro la clasificación. Seguimos trabajando. El nivel para salvar la categoría va a ser alto, así que tenemos que ir pasito a pasito”, sentenció.

 

MÍCHEL: “ES MUY DIFÍCIL METERNOS GOL”

 

Que el Real Valladolid es “una piña” no es ninguna novedad, ya que la temporada pasada eso resultó una de las claves del ascenso. Pese a ello, Míchel se encargó de destacarlo una vez más tras el triunfo de este domingo: “Sabemos nuestras limitaciones, pero somos una gran piña y eso es lo que nos da la compenetración dentro del campo. Es muy difícil meternos un gol.

 

También fue crítico con el Pucela, ya que consideró que “era un partido para ganar fácil contra un rival muy difícil y directo” y han “sufrido”. “En la segunda parte no lo hemos hecho muy bien y ellos apretaron. Debemos tener calma y paciencia con el balón. Hay que mejorar eso”, expresó.

 

Respecto a la jugada del gol anulado, Míchel reconoció que la decisión final les dejó “en shock”. “Ha pitado un fuera de juego después de que hubieran sacado de centro”, dijo.

 

Pero es consciente de lo verdaderamente importante: la victoria. Además, habló por todos para asegurar que no miran la clasificación. “Hay que disfrutar porque hemos hecho tres partidos increíbles más el empate de Vigo. Son 10 puntos de 12 merecidos, gracias a un gran trabajo y esfuerzo”, sentenció.

Noticias relacionadas