Cyl dots mini

Rotaciones en la visita del Real Valladolid al Alfredo Di Stéfano

Sergio González espera que los suyos aguanten en defensa y hagan correr hacia atrás al Real Madrid a través de las contras. 

El Real Valladolid visita este miércoles el Alfredo Di Stéfano (21:30 horas) , el campo donde está jugando el Real Madrid mientras acaban los obras en el Bernabéu. El conjunto blanquivioleta tratará de romper la maldición en las instalaciones merengues y sumar su primer triunfo de la temporada ante los de Zinadine Zidane que llegan de derrotar in extremis al Real Betis en la última jornada.

 

Ya son casi 12 años, desde el 15 de noviembre de 2008, los que el cuadro pucelano lleva sin ganar al conjunto blanco; desde entonces, han enlazado nueve derrotas y dos empates en los 11 partidos disputados. Además, el Valladolid ha caído en sus últimos tres desplazamientos ligueros, y podría igualar su peor racha como visitantes en la competición con el preparador catalán al frente.

 

Una vez más, Sergio González deberá lidiar con una enfermería llena por las lesiones de El Hacen, Kiko Olivas, Rubén Alcaraz, Javi Moyano, Sekou Gassama y Joaquín Fernández, y estará pendiente de si Jordi Masip puede regresar tras ausentarse las últimas semanas por su positivo por coronavirus. De la misma manera está en duda la presencia de Luis Pérez corre serio riesgo de no jugar por molestías en el útlimo encuentro a pesar de entrar en la convocatoria.

 

En esta jornada intersemanal posible que el conjunto blanquivioleta busque hacer rotaciones basándose en su discurso de que "la línea entre titularidad y suplencia es muy delgada". Ante el posible contratiempo del lateral, el técnico ha recordado que el juvenil Iker ha entrenado con ellos y apuntó que Sergio López, uno de los últimos fichajes del Promesas, entaría en la lista y podría tener mintuos . Además, ha abierto la posibilidad de “cambiar el sistema” y situar a Hervías en ese lateral.

 

En esta pequeña revolución, que tan bien le vino al conjunto pucelano la pasada campaña habrá que ver si Weissman y Marcos André tendrán la oportunidad de estrenar titularidad en el clásico 4-4-2 de Sergio González o bien ver si el técnico apuesta de nuevo por jugar con Toni Villa desde la media punta y que tan buenos resultados dio ante el Celta.

 

En el lado contrario, el Real Madrid no podrá contar ni con Éder Militao ni el delantero hispano-dominicano Mariano Díaz, operado de amigdalitis. Zidane tampoco tendrá a un Toni Kroos que sufre una lesión muscular en el glúteo medio izquierdo, lo que abrirá previsiblemente las puertas en el once a Isco Alarcón, que gozaría así de su primera titularidad del curso.

 

También Modric podría ocupar el lugar en la alineación inicial de Odegaard, lo mismo que Marcelo con Mendy, mientras que Eden Hazard y Marco Asensio, que ya han entrenado al mismo ritmo que sus compañeros, esperarán su oportunidad en el banquillo.

 

La incógnita será saber si el preparador francés regresa a su tradicional 4-3-3 o si innova como ya hizo en el Reale Arena, con un 4-2-3-1, y en el Villamarín, donde partió con dos '9' de referencia como Karim Benzema y Luka Jovic. Lo que parece claro es que el serbio dejará su lugar a Vinícius ante los blanquivioletas.