Roger Waters US+THEM
Tribuna mini Saltar publicidad
Banner va ciudad pro%cc%81xima 800x800 tribuna file
Cyl dots mini

Roger Waters US+THEM

La crítica cultural de Ágreda en Tribuna de Valladolid.

Roger Waters tiene 76 años y energía para alumbrar una ciudad. Solo hay que verle y disfrutarle en este concierto ofrecido en Ámsterdam que puedes ver en el canal Doc&Roll de Movistar +. Es un placer escuchar las canciones míticas, inolvidables, narcóticas de la banda que capitaneó: Pink Floyd.  Y que bien suena:  The dark side of the moon, Animals, The Wall, Welcome to the machine, The great gig in the sky, Wish you were here, Dogs, Money…

 

Las canciones de RW son una ventana para mirar al mundo de otra manera, para saber que todo pasa y que la realidad ambigua  cambia con el paso de las horas. Pero también que escuchando Welcome to the machine  tienes una satisfacción instantánea, intrínseca, que ya no necesitas esa noche nada más. El regusto de la canción te dura hasta el comienzo tranquilizador del sueño, te envuelve en él, y lo agradeces. Duermes esa noche de un tirón.

 

Roger Waters se reúne en este concierto de una banda fantástica, para nada echo en falta a los “titulares". Un concierto siempre es un acto de generosidad compartido con otros que tiene su recompensa. Las letras de las canciones se mueven siempre entre lo correcto e incorrecto, entre lo reivindicativo y lo subversivo, entre la libertad y los abusos. Pero lo músicos y el público, esta noche, tengo la sensación que se sienten libres, para qué quieres más.

 

El derroche de imágenes es abrumador, parece que en salón de casa está a punto de aterrizar una nave espacial. ¡Qué espectáculo, Dios mío! Se nota que no han reparado en gastos, el Ziggo Dome de Ámsterdam donde se grabó el concierto está a reventar de gente joven de todas las edades.

 

El tiempo que empleas en escuchar y “ver” música es un tiempo distinto. La música siempre tiene su propio tiempo que es imprescindible disponer a tu albedrío. Cada canción te trae su propio recuerdo, su propio recuerdo específico… la habitación llena de humo invitaba a la ensoñación, la muerte era una abstracción, y los besos sabían a gloria… tú llevabas minifalda y los labios pintados de rojo;  el  Seat 850 azul  estaba aparcado en la Calle Renedo y  estaba enamorado de ti de una forma extraña y misteriosa…  

 

La vida no te pesa mientras escuchas la voz de Roger Waters. Ya se sabe que las canciones en lugares diferentes saben distintas. Estas traen un pensamiento agradable y se agradece.