Roberto Carranza sube al cajón en la prueba mundialista

Increíble resultado del equipo Promyges terminando terceros en el Nacional de todo terreno (T1-N) y un sorprendente quinto puesto en el mundial de Bajas (T1.2).

La Baja España año tras año sigue manteniendo ese toque especial que la hace diferente a las demás pruebas del calendario. Este año contaba con un gran numero de inscritos (más de 200) y el ambiente en la zona de asistencia situada en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Teruel era inmejorable.

 

Más de 500 kilómetros de lucha contra el crono y otros 400 de enlaces componían esta edición 2018. Roberto Carranza acudía a esta cita con el apoyo de Asistencia Competición en labores de mantenimiento mecánico del Promyges Rally Team como ya es habitual esta temporada.

 

La Baja comenzaba el viernes con una prólogo de 12 kilómetros donde Carranza y Fernández marcaban un gran tiempo que les colocaba entre los primeros puestos a la hora de afrontar la especial del día siguiente.

 

Roberto Carranza: "Las sensaciones con el coche son muy buenas. El trabajo realizado con las suspensiones está dando sus frutos. Hemos terminado en el puesto 27 en la general FIA por delante de otros pilotos con otros vehículos muy superiores".

 

El sábado disputaron una primera especial de 215 kilómetros. Pese a terminar el sector selectivo sin problemas el Promyges Rally Team se encontraba a varios minutos de la cabeza de su categoría. Se requería un esfuerzo extra y algún cambio de configuración en el coche para intentar ir más rápido y afrontar la última especial del día con la esperanza de recuperar tiempo.

 

Tras casi 150 kilómetros Carranza y Fernández marcaban un gran tiempo que les colocaba en tercera posición con muchas opciones de pódium.

 

Roberto Carranza: "La clave de la segunda especial han sido los neumáticos. Hemos cambiado y los BF Goodrich nos dado un aporte extra en agarre ya que el firme estaba muy suelto y resbaladizo".

 

El domingo una última etapa de 125 kilómetros en la que la una fuerte tormenta condicionó el pilotaje de los participantes. El vallisoletano partía con la premisa de no perder ese tercer puesto y conseguir terminar esta dura Baja España 2018.

 

Al final un resultado nada desdeñable. Vigésimo segundo en la general FIA, por delante de coches mundialistas de categorías superiores, quinto en T1.2 FIA y tercero tanto en la T1-N como en la Mitsubishi Cup del Campeonato de España de Todo Terreno.

 

En la general Carranza y Fernández permanecen a tan solo un punto del liderato con dos pruebas aún por disputar.

 

Roberto Carranza: "Estamos muy concentrados en el Campeonato de España, pero no podemos olvidar nuestro objetivo: correr en el Dakar 2019. Seguimos trabajando y cada vez nos acercamos más a él".

 

La próxima prueba del Nacional será en Guadalajara a principios de octubre, una prueba que el piloto vallisoletano ha corrido ya en varias ocasiones y que es del agrado de los participantes.