Cyl dots mini

Rifirrafe entre la concejal Victoria Soto y un activista de Valladolid Diversa durante la celebración del Día del Orgullo LGBTi

Foto: @VaDiversa

El representante de Valladolid Diversa intentó tomar la palabra pero la concejal de Igualdad se lo impidió.

El Ayuntamiento de Valladolid ha celebrado este lunes por primera vez el acto institucional del Día del Orgullo LGBTi y en el que portavoces de los cinco grupos políticos -PP, PSOE, Toma la Palabra, Sí Se Puede y Ciudadano-- y el concejal no adscrito han leído una declaración institucional, si bien el portavoz de la asociación Valladolid Diversa, Álvaro Escudero, ha querido protestar por que considera que la Concejalía de Igualdad trabaja "de espaldas" a las asociaciones, pero la edil socialista Victoria Soto le ha impedido tomar la palabra y le ha empujado de vuelta hasta su asiento.

 

El acto celebrado a mediodía de este jueves en el Salón de Recepciones del Consistorio vallisoletano ha comenzado con un discurso del alcalde a favor de la igualdad y la diversidad, antes de que los portavoces de los grupos políticos y la concejal de Educación, Infancia e Igualdad han leído la declaración institucional consensuada por la Corporación municipal.

 

Al concluir la lectura compartida de la misma, el portavoz de Valladolid Diversa, Álvaro Escudero, se ha puesto en pie y se ha dirigido al atril en el que han intervenido los representantes municipales, pero un trabajador municipal le ha impedido acceder al micrófono ya que no estaban previstas intervenciones de las asociaciones. Sin embargo, el activista ha comenzado a hablar en voz alta para, inicialmente, agradecer la celebración del acto pero ha apuntado que no están de acuerdo con el texto leído, pero en ese momento la concejal del PSOE Victoria Soto se ha levantado de la mesa presidencial del acto, ha empujado a Escudero hasta el asiento que había ocupado durante el acto.

 

El representante de Valladolid Diversa, que se ha mantenido en pie, ha continuado con su crítica para reprochar que, pese a que quieren "trabajar conjuntamente con el Ayuntamiento, la Concejalía de Igualdad, trabaja a espaldas de las asociaciones", pues ha aseverado que el texto "no tiene nada que ver" con el que remitieron para la aprobación de la moción institucional en el Pleno.

 

Además, Escudero ha lamentado que el Ayuntamiento hasta la mañana de este miércoles no ha remitido el documento que se iba a leer, y ha explicado que su asociación había solicitado una reunión con el alcalde, Óscar Puente, a finales de abril, pero "ni siquiera ha dado cita para debatir la aplicación de la moción". Por todo ello, ha reclamado que las asociaciones LGBTi vayan "juntas" y que trabajen "de la mano" con el Consistorio, "no de espaldas", tras lo cual ha abandonado el Salón junto a uno de los compañeros de la asociación.

 

Victoria Soto, que acusó en voz alta a Escudero de "boicotear todos los actos" antes de volver al asiento que ocupaba junto al primer edil, quien le ha pedido que se calmara, ha pedido que tomaran la palabra representantes de otras asociaciones, que sí que han podido hacer uso del atril y el micrófono para ello.

 

La portavoz de la Fundación Triángulo, al igual que la presidenta de ATC Rainbow, Lunara Santamaría, han manifestado su apoyo al Ayuntamiento de la capital y el trabajo que ha realizado "desde hace unos años" para apoyar reivindicaciones y actividades de los colectivos LGBTi.

 

Desde Fundación Triángulo han considerado que "no es de recibo enturbiar un acto en el que no sólo está el equipo de Gobierno", sino que han participado todos los grupos políticos del Ayuntamiento así como representantes de las asociaciones LGBTi.

 

Lunara Santamaría, por su parte, ha lamentado también que el evento, al que ha calificado de "único", haya quedado "ensombrecido" por la protesta y ha querido pedir "disculpas en nombre de los colectivos" y ha deseado que el acto fuera una "fiesta".

 

El alcalde también ha querido intervenir y ha señalado que "no pasa nada" por que los representantes de una de las asociaciones ejerzan su libertad de expresión, pero ha recalcado que cualquier causa "tiene aliados y adversarios", por lo que ha reclamado "identificar bien quienes son cada cuál", pues entiende que cuando "uno lo confunde perjudica la causa que defiende".

 

Asimismo, ha querido destacar que "ningún grupo político municipal" es "adversario" ni "enemigo" de la causa LGBTi y que todos se han posicionado a favor de este colectivo, en lo que ha considerado una "sociedad muy plural", con cinco grupos políticos y un concejal no adscrito unidos en torno a la causa, lo que ha definido como un "motivo de satisfacción".

 

También ha querido defender que el Ayuntamiento trabaja para que Valladolid sea "una ciudad inclusiva, libre, integradora, diversa" en la que "todo el mundo pueda vivir a gusto" pues entiende que la lucha por la igualdad en la diversidad es "de todos".

 

Previamente, el regidor vallisoletano había subrayado en su discurso inicial que "lesbianas, gais, bisexuales, transexuales, intersexuales y heterosexuales" trabajan en Valladolid "juntos por una ciudadanía unida que viva en libertad y rechace la intolerancia y el fanatismo" y ha mostrado su confianza en que "entre todos" se podrá conseguir.

 

LEY DE IGUALDAD EN EL CONGRESO

 

El primer edil vallisoletano y portavoz de la Ejecutiva del PSOE ha recordado que España "ha sido un referente en la defensa de los derechos de las personas LGBTi y ha apostado por que siga así, pero considera necesario para ello la aprobación en el Parlamento español, al igual que ya lo ha sido en algunos parlamentos de Comunidades Autónomas, de una Ley de Igualdad LGBTi y de No Discriminación.

 

Óscar Puente ha incidido en que este Día del Orgullo es un momento para "continuar" la reclamación de la inclusión real y denunciar las discriminaciones por razones de orientación sexual que todavía se producen, como denunciar que las personas LGBTi sufren agresiones en las calles, algo que considera que ha incrementado, por lo que ha mostrado la "preocupación" y "repulsa" de la Corporación.

 

Posteriormente, el concejal no adscrito, Jesús Presencio; y los portavoces de Ciudadanos, Pilar Vicente; Toma la Palabra, María Sánchez; Sí Se Puede, Charo Chávez; PSOE, Pedro Herrero; y PP, José Antonio Martínez Bermejo; han leído la declaración institucional pactada por todos los grupos.

 

En ella, se ha recalcado también el compromiso de la Corporación con la búsqueda de la igualdad real para las personas LGBTi, con la búsqueda de "soluciones integrales para luchar contra la marginación y estigmatización" que consideran que sufre el colectivo, al tiempo que se ha condenado cualquier tipo de agresión y discriminación y se ha apoyado una Ley de Transexualidad en Castilla y León.

 

Igualmente, se ha reclamado a la Junta de Castilla y León una ley autonómica de igualdad social de la diversidad social y de género, para una protección integral contra los delitos de odio y contra la discriminación. En este sentido, se ha señalado que Castilla y León es una de las cuatro comunidades autónomas que no cuenta con esta Ley que "garantice los derechos".

 

El acto ha concluido con la actuación de poesía y música a cargo de dos alumnas del Instituto José Jiménez Lozano, en la que han abordado tanto la reivindicación de la acogida como iguales de las parejas LGBTi, la bienvenida a los refugiados.

 

Finalmente, los representantes municipales y de las asociaciones del colectivo han salido al balcón de la Casa Consistorial, adornado este jueves con las banderas del movimiento LGBTi y Trans, que hasta este martes estuvieron en el edificio de San Benito debido a que se instalaron la pasada semana, cuando en la Plaza Mayor se encontraba la estructura del Open de pádel.