Retenciones kilométricas en la A-62 desde Simancas a Tordesillas

Un accidente en la A-67, a la altura de la villa del tratado, provoca que el tráfico se haya colapsado y la circulación sea lenta durante cerca de una decena de kilómetros.

Varias de carreteras de alta capadicad en las provincias de Burgos, Valladolid y Zamora acumulan, durante el medio día del sábado 4 de agosto, 49 kilómetros de retenciones en el primer fin de semana de agosto, según refleja la web de la Dirección General de Tráfico consultada por Europa Press.

 

En la provincia de Valladolid, un accidente a la altura de Geria provoca a estas horas, en torno a las 13:30 horas del sábado 4 de agosto, 8 kilómetros de congestión en la A-62 entre la citada localidad y Simancas en sentido a Burgos. Unas retenciones que llegan hasta Tordesillas, donde la avería de un vehículo en la A-67 ha condicionado la circulación.

 

La provincia más perjudicada es Burgos, con tres vías afectadas. Así, en la N-1 entre el Alto de San Roque y Miranda de Ebro hay dos kilómetros de tráfico lento. En la AP-1, se registran 27 kilómetros de congestión entre las localidades de Briviesca y Ameyugo. Por último, en la A-1, las dificultades a la hora de circular se sitúan en La Puebla de Arganzón entre los kilómetros 329 y 337 sentido decreciente de la circulación.

 

Por último, en la A-52 en Requejo (Zamora) hay otros cuatro kilómetros de tráfico lento en sentido creciente de la circulación.

 

Durante la tarde las carreteras de la región han recuperado la normalidad.