Restaurantes de Valladolid desean que vuelva el toque de queda a las 22:00 horas para poner cenas
Cyl dots mini

Restaurantes de Valladolid desean que vuelva el toque de queda a las 22:00 horas para poner cenas

Terrazas en la Plaza Mayor de Valladolid este miércoles, primer día de cierre de interiores. JUAN POSTIGO

La hostelería, uno de los sectores más afectados por las restricciones del coronavirus, sufre la incertidumbre de cómo será el futuro de sus negocios

Ha pasado un mes desde que la Junta decidió ampliar las restricciones por el coronavirus. El 9 de febrero se iba a decidir sobre el adelanto del toque de queda impuesto en Castilla y León, pero finalmente se realizó una reunión para estudiar el tema en profundidad y aplazar la fecha. Este martes el Tribunal Supremo tomará una decisión sobre dicho adelanto.

 

En Valladolid, muchos hosteleros llevan meses con la incertidumbre de cómo será el futuro de sus negocios. Algunos como Luis, que lleva el restaurante “El Patio del Olivo” en Valladolid, aseguran que les vendría bien que el toque de queda volviera a las 10.00. “Estoy yo solo trabajando y, de este modo, contrataría a otra persona que está en ERTE.” Para Luis sería una manera de “avanzar un poco más adelante”.

 

Luis es partidario de que las medidas que se están tomando son útiles para la salud de los ciudadanos. “Antes es la salud que el trabajo. Hay que ser conscientes de la situación que estamos viviendo”. El hostelero de “El Patio del Olivo” cuenta esperanzador que en su terraza hay mucho movimiento y que la gente tiene ganas de ir a los bares. “Tenemos que aguantar un poquito más”.

 

Muchos hosteleros dudan sobre la aceptación que tendrán sus restaurantes, o sobre si sufrirán una merma en el número de sus clientes. Fernando García empezó hace diez años con mucha ilusión con su restaurante “Le Bistró” en Valladolid. “Teníamos la certidumbre de que la gente no tendría ningún problema a la hora de venir a cenar”, asegura. “Ahora es como volver a empezar. Estamos sobreviviendo sin saber dónde vamos a terminar”. 

 

Fernando declara que su negocio no notará demasiada diferencia con el cambio en el horario del toque de queda. “La gente de este país no suele cenar pronto. O vienen a cenar a las siete y media, o no cenan”. En “Le Bistró” ya intentaron adelantar las cenas con el anterior toque de queda, y no funcionó bien. 

 

Son muchos los restaurantes que tienen sus terrazas como un “guiño” al cliente y no como una visión de negocio fundamental. El restaurante de Fernando está enfocado al interior: “Tenemos seis mesas en terraza y están ocupadas, pero dentro tenemos 85 plazas vacías”. 

 

Desde principios de enero, junto al toque de queda a las 20.00 horas, la actividad en el interior de la hostelería en Castilla y León está suspendida, con la única permisión de apertura de terrazas. Este martes se conocerá la decisión sobre el adelanto de toque de queda que afectará al sector de la hostelería.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario:

Noticias relacionadas