"Representamos a esta ciudad, que es la nuestra, es el momento de abrir las puertas a todos"

D.Á.

El presidente Carlos Suárez ha encabezado, junto al alcalde de Valladolid, el recibimiento a la plantilla en el Ayuntamiento tras el ascenso.

El Real Valladolid ha comenzado un domingo apasionante, festivo y alegre, tras lograr ayer sábado 16 de junio el ascenso a Primera División. El primer punto en la agenda ha sido la visita al Ayuntamiento de la ciudad, "la casa de todos" tal y como ha destacado el alcalde Óscar Puente, encargado de recibir a la delegación blanquivioleta encabezada por el presidente Carlos Suárez, el técnico Sergio González, y todos los integrantes de la primera plantilla, que han estado arropados a su entrada por decenas de aficionados congregados a las puertas del consistorio.

 

El acto ha comenzado con la intervención del alcalde, que ha bromeado sobre la numerosa presencia de ediles en el acto, "casi más que en los plenos". Sobre la importancia de tener al Real Valladolid en la máxima categoría, Puente ha destacado que "lo más importante son los sentimientos, no el dinero, nos va a ayudar a crecer pero la ciudadanía ha recobrado la ilusión de vuestra mano" ha indicado a los jugadores, a quienes ha dicho que "la afición no es fría, devuelve multiplicado por seis lo que se les da". "Han sido cuatro años complicados, sabéis lo duro que es la Segunda División. Este gran bloque merece la pena mantenerlo por una razón humana, en la vida hay gente con mucho talento pero si no hay factor humano que haga de cemento es muy difícil" reflexionó el alcalde, a quien "consta que ha sido un vestuario unido, con un ambiente de familia, y esa es la clave indispensable para el éxito".

 

Puente ha apelado a la afición y ha mostrado su seguridad en que "el año que viene habrá muchos socios, no como al principio de este" y ha puesto en valor el proyecto XII Pucela que "se va a abrir paso gracias a que lo futbolístico ha funcionado". 

 

Por último, el alcalde ha recordado a los otros equipos de la ciudad con la frase "he vivido como alcalde dos ascensos, de balonmano y fútbol, a ver si tengo suerte y vemos el del baloncesto", y ha concluido con una mención sobre el éxito: "A veces es más necesario recibir al que hay que dar ánimos, pero este éxito había que reconocerlo como era debido".

 

"REPRESENTAMOS A ESTA CIUDAD, QUE ES LA NUESTRA"

 

Por el atril del Ayuntamiento han pasado también los capitanes y el entrenador, además del presidente Carlos Suárez. Sergio González indicó que "llevamos poco tiempo y nos hemos dado cuenta que la afición viene al campo cuando los jugadores responden" antes de dejar paso a Javi Moyano, quien jaleado por sus compañeros aseguró que "lo que se ha conseguido este año era impensable, el grupo nunca ha dejado de creer y se ha hecho el sueño de una ciudad, de mucha gente que no era capaz de identificarse con el equipo".

 

Borja Fernández, uno de los jugadores más queridos en la ciudad gracias a su presente y a su pasado blanquivioleta, y apodado por el resto de jugadores como "el abuelo", recordó que "es la segunda vez que vengo aquí" a celebrar el ascenso, y deseó que "dure" la estancia en Primera.

 

Por último el presidente Suárez, quien tuvo palabras para sus jugadores, la prensa, la corporación municipal, y los aficionados. "Daros las gracias a los jugadores, estaba seguro que lo íbais a conseguir cuando os metísteis en el playoff. Estamos agradecidos a la prensa, sé que ha sido un año duro. Y a la corporación municipal, y a Óscar, que no se ha perdido ningún partido y después de alguno malo refunfuñaba un poco pero intentaba salir con cara positiva. Recuerdo a Ramiro Ruiz Medrano, que dejó de venir por problemas físicos, y a Alberto Bustos. Ojalá podamos dar a la ciudad todo lo que se presupone que podemos aportar" subrayó Suárez, que dedicó las palabras más conciliadoras a la afición: "No es momento de ver quién ha estado y quien no, sino de unión, de abrir las puertas a todos. Representamos a esta ciudad, que es la nuestra. Ha sido un año difícil pero los jugadores nos han puesto donde la historia de este club y esta ciudad merecen".