Renovarse o morir; el otoño obliga a las terrazas de Valladolid a adaptarse al Covid
Cyl dots mini

Renovarse o morir; el otoño obliga a las terrazas de Valladolid a adaptarse al Covid

La llegada del frío, viento y bajas temperaturas obliga a los negocios hosteleros a tirar de mamparas y calefactores, aunque no todos pueden permitírselo

El inverno se acerca a Valladolid. Y no, lejos de la carismática frase de Juego de Tronos, lo cierto es que se trata de un auténtico quebradero de cabeza para la hostelería y muchos negocios de Valladolid. Con la llegada del frío, el viento y las lluvias la pequeña remontada vivida en verano se trunca ante la imposibilidad de estar tanto tiempo al aire libre.

 

Solo queda intentar adaptarse a las circunstancias por medio de mamparas de cristal y calefactores, algo que no pueden permitirse los negocios más pequeños o con menos espacio en las aceras.

 

El Ayuntamiento, por su parte, ya ha ayudado quitando el pago de la tasa de terrazas de este año anunciado hace unos meses y siendo permisivo con la distancia entre mesas, y hace apenas unos días la Junta de Castilla y León ya ha explicado que dará subvenciones a los negocios que necesiten poner este tipo de instalaciones.

 

Por ahora el tiempo ha sido más o menos benévolo para permitir el equilibrio entre precauciones sanitarias y hostelería al aire libre, pero está claro que solo queda renovarse o morir.

Calefactores y mamparas en un negocio hostelero de la Plaza Mayor de Valladolid. JUAN POSTIGO

Noticias relacionadas