Actualizado 10:28 CET Versión escritorio
Valladolid

Renault Mégane RS: ¿la nueva referencia de los compactos deportivos?

La versión más racing del modelo francés entra en escena con mucha fuerza para adelantar a todos sus rivales. Su chasis de cuatro ruedas directrices y su motor de 280 CV prometen fuertes sensaciones para los amantes de la conducción.

Publicado el 05.02.2018

Renault lanza la tercera generación del Mégane R.S., que viene a ser la versión más deportiva y potente del compacto francés. Al igual que su predecesor se produce en la factoría de Palencia. La planta española ha sido responsable de la fabricación de más de 4 millones de unidades de la gama Mégane, en sus diferentes carrocerías, desde 1995.

 

La gama Mégane R.S. se ha caracterizado siempre por su espectacular look y sus grandes prestaciones, batiendo en varias ocasiones el récord de vuelta en dos ruedas motrices en el mítico Nordschliefe de Nürburgring. Renault ha comercializado en España más de 2.700 unidades desde su aparición en 2003, incluyendo dos generaciones y diversas series limitadas como las R26 o las Trophy, entre otras.

 

El Mégane más deportivo está disponible, por primera vez, con sistema de cuatro ruedas directrices que ya emplean desde hace unos años otros modelos de la marca. Además, la gama estará disponible con dos tipos de chasis: Sport y Cup. El más radical, el que responde a la denominación 'Cup', propone una amortiguación un 10 % más firme y un nuevo diferencial mecánico Torsen de deslizamiento limitado.

 

La segunda novedad inédita en el chasis de Nuevo Mégane R.S. se halla en sus suspensiones. Una vez más, Renault Sport exige lo mejor de sí mismo al equipar los cuatro amortiguadores con topes hidráulicos de compresión. Esta tecnología, inspirada en los rallyes, consiste en integrar un «amortiguador dentro del amortiguador». Al acercarse el final de la carrera, un pistón secundario amortigua el movimiento de la rueda antes del tope de choque. Al disipar la energía sin reenviarla a la rueda –como lo harían los topes tradicionales– los topes hidráulicos de compresión evitan el efecto de rebote y ofrecen un control óptimo del contacto neumático-suelo.

 

280 CV Y DOS TIPOS DE TRANSMISIÓN

 

El modelo más deportivo de la familia Mégane estrena una nueva variante del motor 1.8 turbo de inyección directa nacido de las sinergias de la Alianza Renault-Nissan. Esta versión desarrolla una potencia de 280 CV a 6000 r.p.m. y un par de 390 Nm disponible de 2400 a 4800 r.p.m.

 

A diferencia del anterior modelo, el nuevo, dispone ahora de dos cajas de cambio: una manual y otra automática de doble embrague, ambas de seis relaciones. La caja de velocidades EDC dispone, al igual que los vehículos de carrera, de un mando de cambio de velocidades mediante palancas en el volante. También dispone de tres modos de conducción para hacerla más deportiva si así lo desea el conductor.

 

La carrocería del Mégane R.S. presenta un diseño específico, que se consigue gracias al alerón posterior, el difusor trasero, las finzas de freno firmadas por el especialista Brembo, las llantas de aleación que pueden ser de 18 o 19 pulgadas y el ensanchamiento de las vías delantera y trasera. Asimismo, otra de las grandes novedades, es el color Naranja Tonic, que es exclusivo de este modelo.

 

En su interior, llama la atención los asientos delanteros de corte deportivo -se pueden tapizar de tela o alcántara-, los pedales de aluminio, el volante y la palanca de cambios, todos estos elementos diseñados exclusivamente para este modelo.

COMENTARComentarios