Rehabilitar las antiguas casas del médico o del maestro, la nueva apuesta por la vivienda social

Vista aérea

La Junta ha completado la presentación el programa ‘Rehabitare’ con un total de 59 viviendas destinadas al alquiler social en el medio rural de la Comunidad. La idea, recuperar la vivienda del médico, del maestro o de viviendas antiguas de los pueblos y darlas en alquiler social.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, acompañado por la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, ha completado en Valladolid la presentación del programa ‘Rehabitare’ con la firma de un convenio con los alcaldes de los municipios de Valbuena de Duero, Matapozuelos, Alaejos, Villalón de Campos y Campaspero, mediante el cual la Junta rehabilitará cinco viviendas, una en cada uno de estos municipios, para destinarlas al alquiler social, integrándose así en el parque público de viviendas de la Comunidad de Castilla y León. 

 

El objetivo del programa ‘Rehabitare’ es recuperar aquellas viviendas de titularidad municipal que en la actualidad se encuentran desuso, procediéndose a su rehabilitación. Las viviendas se ubican por lo general en los cascos urbanos, lo que permite contar con todo tipo de servicios, optimizando así las infraestructuras existentes y evitando el deterioro de un patrimonio municipal. En el caso de estas cinco viviendas se trata de la rehabilitación de la vivienda del médico, del maestro o de viviendas antiguas, como es la de Valbuena de Duero. 

 

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente destina para la rehabilitación de estas cinco viviendas de la provincia de Valladolid un total de 240.000 euros, y un total de 2.274.727 euros para el conjunto de viviendas del programa en la Comunidad

 

Serán los respectivos ayuntamientos quienes determinen el precio del alquiler, que no podrá exceder la tercera parte de los ingresos de la unidad familiar arrendataria, así como las personas que ocuparan las viviendas en función de las necesidades de cada municipio. Tendrán preferencia los colectivos de especial protección que figuran en la ley del Derecho a la Vivienda de Castilla y León. La Consejería de Fomento y Medio Ambiente, por su parte, asumirá los gastos que ocasionen la redacción de los proyectos y la ejecución de las obras y la contratación de los equipos. 

 

Este programa se enmarca dentro de las actuaciones que desarrolla la Junta de Castilla y León para incrementar el parque público de alquiler social, a fin de dar una solución residencial a personas con necesidades urgentes de vivienda, a la vez que se fomenta la fijación de población y actividad en el medio rural.

 

El programa ‘Rehabitare’ se inició en Palencia como proyecto piloto en el año 2009 y en la primera fase se rehabilitaron 17 viviendas en cinco municipios, con una inversión total de 1,2 millones de euros. En esta segunda fase, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente tiene previsto actuar en todas las provincias de Castilla y León.

 

Esta nueva edición se presentó el pasado mes de mayo en la provincia de Palencia con la rehabilitación de siete viviendas en cinco municipios por un importe superior a 250.000 euros; en el mes de junio en la provincia de Burgos con cinco viviendas en cinco municipios con una inversión de 223.650 euros; a finales del mes de julio en Segovia donde se recuperarán siete viviendas en seis municipios cuyas obras de rehabilitación superan los 290.000 euros; durante el mes de agosto en Ávila con cinco viviendas en cinco municipios con un coste de 256.000 euros; en Soria con seis viviendas en cinco municipios por un importe de 174.855 euros; en Zamora con ocho viviendas en seis municipios con un valor de 306.870 euros; en León con diez viviendas en cinco municipios por 252.160 euros; y en Salamanca con seis viviendas en cinco municipios y 271.000 euros de presupuesto para su rehabilitación. 

 

Con las cinco viviendas de la provincia de Valladolid que se han sumado tras la firma del convenio esta mañana, son ya 59 las viviendas rurales que rehabilitará la Consejería de Fomento y Medio Ambiente con la finalidad no sólo de dar acceso a vivienda a personas y familias con necesidades de acceso urgente de vivienda y dificultades para ello, sino también de fijar población en el medio rural, al mismo tiempo que se mejora el estado del patrimonio municipal.