Cyl dots mini

Reformas y cerrajería, dos sectores que ven incrementado su volumen de negocio durante el verano

Muchos propietarios, obligados a quedarse en casa a cuasa del Estado de Alarma, han sido más conscientes de las carencias de sus hogares.

Las familias que están pensando acometer algún tipo de reforma en su vivienda, o los empresarios que quieren hacer lo propio en sus negocios y locales, encuentran en el verano una época ideal para dar el paso definitivo.

 

Esta estación es la que suele ofrecer más tiempo libre, hay más días de vacaciones, algo que es significativo por dos motivos: el cliente puede estar presente en la obra y controlar cada tarea que se ejecuta al tiempo que se van dirigiendo todos los trabajos.

 

Otra opción es aprovechar los días de vacaciones para iniciar las reformas. Mientras el cliente disfruta de unos merecidos días de asueto, la empresa contratante ejecuta las reformas necesarias.

 

RECOMENDACIONES

 

Este verano, sin embargo, es atípico en todos los sectores. La construcción y las reformas también han tenido que convivir con el Covid-19 y eso se ha mostrado en medidas de prevención de propagación del virus muy drásticas. Las fases de desescalada, en sus diferentes periodos, fueron marcando las restricciones en los trabajos de reformas.

 

Así, era imprescindible que los trabajadores tuvieran permiso del administrador o el presidente de la comunidad para iniciar los trabajos, comunicar su horario laboral de entrada y salida, utilizar mascarillas, guantes y calzas, utilizar materiales aislados y envueltos en plásticos, desinfectar las zonas de trabajo con geles hidroalcohólicos y comunicar cualquier tipo de incidencia.

 

Una vez finalizó el estado de alarma, estas restricciones finalizaron, pero siguen presente las recomendaciones básicas de higiene y seguridad laboral. Así, es recomendable que los trabajadores usen mascarilla, guates y calzas, que desinfecten continuamente las zonas de trabajo y que mantengan el distanciamiento social.

 

Toda medida es poca para reducir la acumulación de brotes que ya se están produciendo en muchos puntos de España. Muchas empresas en el sector están optando por implementar protocolos de actuación y trabajo encaminados a reducir el riesgo de propagación del virus.

 

MEJORAS VISIBLES

 

No obstante, el confinamiento ha generado una situación curiosa. Muchos propietarios, obligados a quedarse en casa, han sido más conscientes de las carencias de sus hogares. Desde el sector confían en que la reanudación de la actividad económica, unida a este interés por hacer la vivienda más habitable, pueda más que la inestabilidad o el desasosiego por no encontrarse en una situación de solvencia suficiente.

 

En este sentido, muchos consumidores están interesados por cambios en las ventanas, instalación de toldos y mejoras en los espacios abiertos. Todas estas obras van muy de la mano de la llegada del verano. Ya que la recomendación es no hacer grandes viajes y, en caso de disfrutar de las vacaciones, quedarse en España o en la Comunidad Autónoma de residencia, hay quien prefiere optimizar su vivienda para ganar en confort.

 

Llegados a este punto, a la hora de interesarse por una reforma para la vivienda, lo recomendable es decantarse por expertos profesionales. Ese es el caso de reformasburgos.net, una empresa que cuenta con un equipo de trabajadores experimentados y especializados en el sector capaces de llevar a cabo cualquier tipo de reformas en viviendas, espacios comerciales y comunidades.

 

EL AGOSTO DE LAS CERRAJERÍAS

 

Otro sector que ve incrementado su volumen de negocio durante los meses centrales del año es el de la cerrajería, y el motivo es el mismo, las vacaciones. Particularmente este incremento de actividad se da en zonas turísticas. Así, es posible encontrar un cerrajero economico en Castellón siempre que se sepa filtrar bien la búsqueda.

 

En las áreas de costa, muchos pueblos y ciudades multiplican por dos e incluso por tres su población habitual en el verano. Así, los cerrajeros pueden compensar una demanda de servicios menos elevada en el resto del año con una actividad más frenética en estos meses.

 

Los motivos que llevan a los clientes a contactar con un cerrajero suelen ser siempre los mismos: el olvido de llaves y la imposibilidad de entrar en la vivienda. Por fortuna, este problema tiene fácil solución. Este problema ocurre también en los coches, aunque con menos frecuencia.

 

Sin embargo, sí es más relevante el otro gran motivo de consulta a los cerrajeros: los intentos de robo, pues las vacaciones son el momento perfecto para que los ladrones intenten asaltar viviendas que están desprotegidas.

 

Esto implica mantener total protección de la residencia habitual durante las vacaciones, dando la sensación de que la vivienda permanece habitada, y hacer lo mismo con las segundas residencias cuando no están ocupadas.

 

EXPERTOS EN SEGURIDAD

 

Los servicios que prestan los cerrajeros van más allá de abrir cerraduras y solventar problemas de olvidos. De hecho, su principal labor es la de reforzar la seguridad de los puntos de acceso en viviendas y locales.

 

El método bumping, muy popular en los últimos años, ha reforzado el papel de estos profesionales, que añaden a todo su catálogo de servicios un importante añadido,  prestan servicios 24 horas de manera urgencia, porque cualquier momento puede ser menos indicado para no poder acceder a la vivienda.