Redondo dice que la reunificación del área de Cultura en Valladolid es “un proceso enmendable, pero inevitable”
Cyl dots mini

Redondo dice que la reunificación del área de Cultura en Valladolid es “un proceso enmendable, pero inevitable”

Ana Redondo atiende en su despacho a TRIBUNA.

La concejal de Cultura del Ayuntamiento de Valladolid, Ana Redondo, defiende esta medida que posibilitará "equipos reforzados y un presupuesto global que atienda mejor las necesidades"

Ana Redondo, Concejal de Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Valladolid, ha defendido la reunificación de todas las entidades que forman el área. “La concejalía de Cultura está formada por un conglomerado muy complejo, con dos entidades autónomas como son la Fundación Municipal de Cultura y la Seminci, a la que se suman distintas fundaciones privadas como la Fundación Patio Herreriano, Fundación Teatro Calderón, Fundación Museo de la Ciencia y la Fundación Casa de la India”, ha explicado en declaraciones a TRIBUNA de VALLADOLID.

 

Redondo dice que esta macroestructura responde “a un momento histórico ya superado, en el que los patrocinios eran muy importantes, especialmente con la apuesta de las cajas de ahorro y las entidades financieras. Ese momento es, en la actualidad, muy diferente”. La concejal de Cultura habla de dos claves en este proceso: “unificar estructuras y modernizarlas”. Insiste en que este es un “proceso abierto, enmendable y sometido a debate”, pero “inevitable”.

 

Ana Redondo confía en que la reunificación esté concluida “a finales de año o en los primeros meses de 2018”. Justifica esta medida en “la falta de personas y presupuesto” de las diferentes entidades y fundaciones que conforman el área. “Las estructuras son débiles, con organigramas de siete u ocho personas; en el momento en que se produce una baja o una jubilación, no podemos reponer por la Ley Montoro y los equipos se debilitan. Además algunas de estas entidades tienen problemas económicos y déficits crónicos provocados por el recorte profundo debido a la crisis y a la falta de patrocinadores”, y lo ejemplifica en el Museo Patio Herreriano.

 

La solución para la concejal es “compartir los equipos”. “Sin perder la autonomía de programación, la autonomía de dirección y la autonomía creativa es generar equipos más potentes y con un presupuesto conjunto que haga frente a los déficits. Compartiremos equipos administrativos, de gestión, equipos financieros y de infraestructuras”, añade Redondo.

 

La edil ejemplifica la nueva situación: “si tenemos un problema, por ejemplo una baja o una jubilación y no se puede cubrir de forma inmediata, siempre vas a disponer de un equipo más amplio y algún técnico que podrá desempañar esa función. Además contaremos con un presupuesto global de 14 millones y se podrá atender más necesidades”.

 

Ante las críticas recibidas por la oposición, Redondo cree que “a lo mejor no se ha explicado lo suficiente” y entiende que pueda haber “alternativas” que se tendrán “en cuenta”; pero “es evidente que la unificación en lo público se va a realizar”. Concreta diciendo que cuenta “con los avales técnicos” para comenzar el proceso.

 

En cuanto a los trabajadores, Ana Redondo dice que con esta medida se equiparará todas las condiciones laborales “bajo el convenio municipal” y se “dignificará el trabajo” de aquellos que se encontraban con una situación peor.

 

Por último, la concejal no oculta de “lo complicado” del proceso ya que las fundaciones y sus patronatos deberán disolverse. Redondo cree que en la calle “no se notará” y si “algo se nota será en la facilidad y la agilidad de respuesta”. “No se notará en las programaciones, pero sí en la gestión de muchos proyectos de asociaciones, artistas y otros colectivos. Contaremos con equipos de gestión más amplios y con un presupuesto global que permitirá dar salida a algunos proyectos que hasta ahora no podíamos financiar y tendremos atracción de caoptar muchos más patrocionios”, concluye.

Noticias relacionadas