"¿Recuerdas cuando te cogí del cuello?": A prisión tras llamar a su exmujer hasta 150 veces

Introdujo en el buzón particular de su expareja varias notas manuscritas por él, en las que le decía que le había destrozado la vida, que le llamara inmediatamente, facilitando un número de teléfono, que si se acordaba de cuando la cogió por el cuello y que recordara que sigue siendo su mujer.

La Fiscalía del Principado de Asturias solicita 1 año de prisión y 2 de alejamiento para un acusado de quebrantar reiteradamente la condena que le impedía comunicarse y acercarse a su expareja, a la que llamó 150 veces, dejó notas manuscritas en el buzón y con la que trató de contactar en varias ocasiones a través de terceros.

 

El hombre ingresó este lunes en prisión provisional, comunicada y sin fianza, a petición de la Fiscalía del Principado de Asturias, que consideró que existía un elevado riesgo de reiteración delictiva y de que el acusado pudiera abstraerse de la acción de la Justicia en caso de quedar en libertad y de atentar contra bienes jurídicos de la víctima, al tenerla localizada.

 

El ingreso en prisión provisional fue decretado por el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de Oviedo. La vista oral está señalada en el Juzgado de lo Penal número 4 de Oviedo el próximo 2 de julio, a las 12.30 horas.

 

El acusado fue condenado en firme por el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de Oviedo por un delito de amenazas el pasado 21 de abril, y se le impuso una pena de 6 meses de prisión (suspendida durante un período de 2 años), 16 meses de privación del derecho de armas y otros 16 meses de prohibición de aproximación y comunicación con la víctima, así como una medida cautelar que establecía la prohibición de acercamiento y comunicación con la víctima.

 

Ambas resoluciones le fueron notificadas de forma personal al acusado. A pesar de ello, este no cesó de llamar a la mujer hasta en 150 ocasiones, incluyendo tanto llamadas como mensajes de WhatsApp, e intentó igualmente contactar con ella a través de terceras personas.

 

Además, el pasado día 5 de este mes de junio introdujo en el buzón particular de su expareja varias notas manuscritas por él, en las que le decía que le había destrozado la vida, que le llamara inmediatamente, facilitando un número de teléfono, que si se acordaba de cuando la cogió por el cuello y que recordara que sigue siendo su mujer.

 

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito continuado de quebrantamiento de condena en concurso medial con un delito continuado de violencia de género y coacciones leves.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: