Rebajan a tres años y siete meses la condena por el robo al estanquero en la plaza Doctor Quemada

Imagen del día del atraco. TRIBUNA

El Juzgado de lo Penal le había impuesto un total de cinco años y ocho meses.

La Audiencia de Valladolid ha rebajado a tres años y siete meses de cárcel la condena impuesta al hombre que el 24 de abril de 2018 asaltó a un estanquero en plena calle para robarle 85.000 euros, al absolverle el tribunal del delito de lesiones con instrumento peligroso del que también había sido hallado culpable.

 

La rebaja obedece al recurso que el letrado defensor, el madrileño José María Gómez Rodríguez, interpuso contra la sentencia del Juzgado de lo Penal número 4, que ha sido estimado en parte por la Audiencia Provincial y que supone que la condena, inicialmente de cinco años y ocho meses de prisión por delitos de robo con violencia y lesiones con instrumento peligroso, queda reducida a tres años y siete meses tras quedar absuelto M.H.D. del segundo de ellos, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

 

Al quedar exonerado del referido delito, el acusado no deberá tampoco afrontar, en concepto de responsabilidad civil, los 5.173,74 euros por los días en que la víctima tardó en curar de sus lesiones ni otros 7.293,57 por las secuelas padecidas, aunque sí se mantiene la obligación de resarcir económicamente al estaquero con los 85.000 euros que le arrebató de forma violenta.

 

En aquella sentencia ahora modificada por la Audiencia de Valladolid se impuso también una multa de seis meses, a razón de cinco euros día, a la esposa del autor del robo, J.G, por simulación de delito, sanción pecunaria que se mantiene.

 

El condenado, que permanece en libertad, ha recurrido ahora el fallo de la Audiencia de Valladolid ante el Tribunal Supremo.

 

Los hechos ocurrieron el 24 de abril de 2018, sobre las 14.00 horas en la plaza Doctor Quemada, junto al paseo de Zorrilla, lugar en el que la víctima, de 52 años y estanquero de profesión, se dirigía a una sucursal bancaria para ingresar la recaudación de las máquinas de tabaco de varios establecimientos hosteleros de la zona.

 

En ese momento fue abordado por dos individuos que le golpearon con un objeto contundente en la cabeza, al parecer un martillo de grandes dimensiones para sustraerle las bolsas en las que portaba el dinero y del que sólo se han recuperado 22.000 euros. Posteriormente, los presuntos autores huyeron del lugar en un vehículo de color rojo que se encontraba estacionado en una calle colindante.

 

DENUNCIA FALSA POR EL ROBO DEL COCHE

 

El turismo utilizado en el robo, un Citroën ZX de color rojo, propiedad de J.G, fue localizado completamente calcinado en un camino próximo a la carretera de Renedo.

 

La propietaria del vehículo había denunciado el robo del mismo para, según las pesquisas policiales, eludir cualquier responsabilidad en el robo ante el temor de que algún testigo pudiera reconocer el turismo como partícipe en los hechos.

 

A causa de los golpes recibidos, la víctima sufrió herida inciso-contusa en zona media frontal, contusión en mano izquierda, precisando para su curación, de una primera asistencia en urgencias hospitalaria donde se le realizó sutura por planos de la herida frontal (tratamiento
objetivamente necesario) pautándole analgésicos, antibióticos, frío local, observación y revisión en atención primaria.

 

Los puntos le fueron retirados en centro ambulatorio siendo revisado en Atención Primaria donde se le pautaron ansiolíticos y tratamiento psicológico. Tardó en curar 99 días, en los que estuvo impedido para sus ocupaciones habituales y quedándole como secuelas estrés postraumático leve y cicatriz de seis centímetros en región frontal izquierda,
visible, según subraya la sentencia.