Real Valladolid y Espanyol empatan a golazos
Tribuna mini Saltar publicidad
Banner va ciudad pro%cc%81xima 800x800 tribuna file
Cyl dots mini

Real Valladolid y Espanyol empatan a golazos

Verde celebra su gol al Espanyol. A.MINGUEZA
Ver album

Verde salvó un punto para el Pucela, que ya tiene 16, en el tiempo de añadido, tras el tanto inicial de Borja Iglesias.

REAL VALLADOLID: Masip; Moyano (Verde, min. 74), Kiko Olivas, Calero, Nacho; Rubén Alcaraz, Michel, Antoñito, Toni Villa (Ivi, m. 86), Leo Suárez (Plano, min. 55); Enes Ünal.

ESPANYOL: Diego López; Javi López, David López, Hermoso y Didac; Melendo (Víctor S., min. 66), Roca y Darder; Hernán Pérez (Piatti, min. 46), Borja Iglesias y Sergio García (Duarte, min 78).

GOLES: 0-1, minuto 20: Borja Iglesias; 1-1, minuto 90+1: Verde.

ÁRBITRO: Cordero Vega (Cántabro). Amonestó a Kiko Olivas (min. 45+2), Alcaraz (min. 61), Míchel (min. 63), Javi López (min. 73), Didac (min. 74) y Plano (min. 90+3).

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 10 de LaLiga Santander, disputado en Zorrilla ante 18.231 espectadores.

El partido que abrió la décima jornada de LaLiga Santander pintaba muy bien y no defraudó. Real Valladolid y Espanyol hicieron un brindis al fútbol con un encuentro en el que ambos fueron a ganar e hicieron vibrar a los espectadores. Aunque los locales sufrieron hasta el final, terminaron festejando un buen y justo punto gracias al golazo de falta de Verde, que igualó (1-1) el inicial de Borja Iglesias.

 

El Pucela salió con ganas de dar otra alegría a su afición y comenzó con fuerza. Toni, el mejor de los blanquivioletas, fue el primero en intentarlo con un disparo que salió muy cerca del poste. Casi. Como casi marcó Leo Suárez, que no pudo aprovechar a puerta vacía un malentendido entre David López y su portero debido a que remató forzado.

 

Los diez primeros minutos fueron locales, pero a partir de ahí el Espanyol se desperezó y empezó a tener presencia. Eso sí, el 0-1 llegó en un grave error de los de Sergio González. Moyano arriesgó un pase horizontal cantado al centro del campo que Melendo leyó a la perfección para anticiparse, correr hacia la portería y asistir a un Borja Iglesias que sacó un zapatazo imparable para Masip.

 

Lo siguió pasando mal el Pucela ante un buen rival, que estuvo bien colocado y tuvo las ideas claras. El exblanquivioleta Mario Hermoso se quiso sumar a la fiesta de los suyos, incorporándose al ataque e intentando demostrar su poderío en el juego aéreo, pero de esas sí que se libró un Real Valladolid que solo pudo responder con un zapatazo de Alcaraz que salió rozando el poste.

 

Con el paso de los minutos, se produjo un intercambio de golpes que no terminaron en gol gracias a las intervenciones de los porteros. Primero apareció Masip para volar y desviar a córner un cabezazo de Hernán Pérez, tras un buen centro de Darder. Después lo hizo Diego López, que se quitó como pudo un potente disparo de Toni.

 

El murciano estuvo de dulce y, justo antes del descanso, deleitó al público con otra buena acción en la línea de fondo, dejando sentado a un rival, que provocó los aplausos de los aficionados blanquivioletas. El Pucela quiso más, aunque tuvo que esperar hasta el final.

 

SEGUNDA PARTE BLANQUIVIOLETA

 

Porque el Real Valladolid gobernó en la segunda parte. El Espanyol dio un paso atrás, provocado por el empuje local, y no tuvo muchas opciones. El pico y la pala blanquivioletas aparecieron desde el principio, en un buen balón desde la derecha que obligó a Diego López a lanzarse para impedir el remate de un Toni que esperaba hambriento en el segundo palo.

 

Sergio González empezó a hacer cambios y dio entrada a Óscar Plano, que regresó tras superar su lesión en el hombro. Estuvo cerca de volver a lo grande, pero no acertó a rematar de tacón un pase de Nacho desde la izquierda.

 

Apretó el Pucela y también lo hizo Zorrilla, que respondió con ánimos el esfuerzo de su equipo. Las más de 18.000 gargantas se quedaron con las ganas de gritar un gol de Alcaraz en una ocasión clarísima, pero el centrocampista disparó fuera cuando ‘solo’ tenía que superar a Diego López.

 

No terminaba de crear claras ocasiones el Real Valladolid, pese a jugar casi todo el segundo tiempo en el área contraria. El ritmo bajó, pese a los intentos del recién entrado Verde y, ya en la recta final, Sergio quitó a Toni, quien se marchó ovacionado, para dar entrada a Ivi. ‘No va más’.

 

Cuando el choque entró en el tiempo de añadido y parecía que el 0-1 no se iba a mover, una falta lejana lo cambió todo. Verde cogió la responsabilidad y ejecutó un lanzamiento cuyo efecto sorprendió a Diego López. Golazo. Otro. El grito de Zorrilla se escuchó en Parquesol. Porque había que festejar, pese a que el conjunto pucelano empatase en casa (1-1), ya que cuenta con 16 puntos.

 

Un botín importante antes de visitar al Real Madrid el próximo sábado, 3 de noviembre, a partir de las 16:15 horas. Aunque antes deberá viajar a Mallorca para enfrentarse al conjunto balear en la ida de los dieciseisavos de Copa del Rey, en un partido que tendrá lugar el miércoles a las 20:30 horas.