Reabierto el tráfico en Filipinos tras la reordenación por el nuevo carril bici que ha generado polémica

Un ciudadano conduce en el carril bici segregado de Paseo de Filipinos.

El paseo de Filipinos queda configurado como una vía de única dirección, hacia Colón

El tráfico se ha reabierto en paseo de Filipinos tras la reordenación a causa de la incorporación del nuevo carril bici segregado, que elimina el vial en sentido al paseo Zorrilla que se encontraba en este céntrico paseo. Este cambio, que prohibe girar a la izquierda desde Arco de Ladrillo a Filipinos ha generado cierta polémica entre la ciudadanía.

 

En concreto, Filipinos ha quedado configurada como una vía de única dirección para tráfico convencional, con tres carriles en sentido Colón, ya que se suprimido el que tenía sentido hacia el paseo de Zorrilla.

 

Los vecinos del paseo de Arco de Ladrillo serán los más afectado por este cambio, debido a que para ir a dicha calle tendrá que dar la vuelta en lugar de ir directamente, como se hacia hasta ahora, por lo que se ha generado cierta polémica.

 

En los últimos días se han realizado las obras para rebajar los pasos de peatones y para conectar el nuevo carril bici de Filipinos con el ciclo-carril del paseo de Zorrilla. Así, el nuevo carril segregado del céntrico paseo vallisoletano se ha señalizado en el carril más próximo al lateral del Campo Grande, con doble sentido y separado del resto del tráfico con elementos de caucho similares a los que se instalaron en la avenida de Salamanca.

 

Además, se completa con otra obra en el tramo del paseo de Zorrilla situado junto al Hospital Militar en el que se señaliza un carril bici entre los alcorques, ya que la acera es lo suficientemente ancha. Éste estará conectado también con el nuevo del paseo de Filipinos, según explico el concejal de Movilidad, Luis Vélez, a Europa Press.

 

Además, al girar de Arco de Ladrillo hacia la derecha de Filipinos, la calzada principal se verá reducida en un carril hasta la plaza de Colón, ya que se mantendrá el espacio que se reservaba como estacionamiento de autobuses. Eso sí, se mantendrá el carril de servicio que discurre por delante de la iglesia de los Filipinos.

 

Las obras, efectuadas dentro del contrato vial, se completarán con el traslado de la zona de aparcamiento para bicis y motos existente en Filipinos hasta la plaza de Colón. Igualmente, se señaliza una línea de detención adelantada para bicicletas y motos en el semáforo cercano a dicha plaza.

 

Noticias relacionadas