Raúl García Díaz: "Las personas buscan ese momento de reflexión que está bastante unido al papel"
Cyl dots mini

Raúl García Díaz: "Las personas buscan ese momento de reflexión que está bastante unido al papel"

Raúl García durante la entrevista. J.A.G.

Entrevistamos a Raúl García Díaz, autor de "Para Profesionales", una recopilación de 44 artículos semanales publicados en este periódico

Raúl García dice al comienzo que escribir es un acto puramente egoísta. Para él es un ejercicio personal, una forma de ordenar sus propias ideas. Su segundo trabajo, que surge de la colaboración con Tribuna en forma de artículos semanales, es una recopilación de 44 pequeños textos publicados durante todo el pasado año, que reflexiona e invita a la reflexión a profesionales de cualquier sector. Y en papel, el único que nos libera de la dictadura de lo digital, de la inmediatez y de la era de las notificaciones y las pantallas luminosas. Un libro para leer calmado y reposado.

 

¿Cómo ha surgido la idea del libro? 

 

Me dedico a la formación de profesionales en el desarrollo de habilidades y competencias, siempre me he dedicado a intentar hacer que las personas mejoren en su trabajo. De ahí han surgido varias iniciativas por mi parte. Hace tiempo tuve un podcast, durante tres años, y después pesé en cómo seguir transmitiendo todos estos temas y cuestiones. Entonces se me ocurrió el tema de escribir en el blog de la página web de la empresa, entrepersonas.com y ahí veía que tenía cierto impacto. Entonces se me ocurrió colaborar con algún medio de comunicación. Ahí surgió la colaboración con Tribuna y los artículos semanales.

 

Veía que estaba teniendo muy buen impacto de las personas, les hacía llegar los enlaces de los artículos. La gente me comentaba y había un grupo que estaba interesas en el contenido. Algunas personas necesitan ese momento de reflexión que está bastante unido a un papel. Recopilar todos los artículos, ponerlos en papel y acceder de esta manera más pausada, tranquila y sin la urgencia del online.

 

Al final de cada artículo hay un espacio cuadrangular en blanco, delimitado por puntos, que funciona como un apartado para reflexionar y para aportar comentarios, ¿es una forma de hacer partícipe al lector?

 

Intento que el lector sea partícipe de dos maneras. La primera es la que dispongo en el libro, de ese espacio donde el lector pueda escribir sus reflexiones o pensamientos al acabar cada artículo. En el fondo también se puede ver como un libro de trabajo personal, sacar tus conclusiones, o tus propuestas de mejora como profesional.

 

También invito a cualquier persona que le surjan reflexiones cuando están de acuerdo con lo que escribo e incluso aún más si están en desacuerdo, que me lo haga saber y que me envíe un email para precisamente hacer ese feedback.

 

Este es mi segundo libro, publiqué un primer libro y lo que echo de menos es el feedback de la gente. Cuando tengo una clase en un aula la gente me comenta su opinión, en cambio con un libro no sabes lo que la gente piensa. Que me hagan llegar las opiniones me hace mejorar como profesional.

 

Los artículo están también disponibles en la página web del grupo Tribuna. ¿Qué puede aportar una recopilación en papel?

 

Me parece positiva la reflexión en el momento de pausa. En un dispositivo electrónico tenemos notificaciones que pueden interrumpir el momento de lectura. El que puedas dejar el móvil aparte te hace tener ese momento de pausa, de reflexión y creo que es una cosa muy positiva. Tiene cosas también negativas, entre comillas, que es la búsqueda en cualquier documento online y en el libro no ocurre porque es algo analógico. El libro también está disponible en Amazon, para la descarga. También para dar esa posibilidad. Pero el olor del libro, tocar las páginas, es algo que la gente agradece.

 

El olor, el tacto de los libros, la sensación de peso, de tener algo físico, ha podido ser la causa de que el libro electrónico no haya llegado a despegar.

 

No ha despegado todavía, es como todo en la vida. O te pones en un extremo o te pones en el otro. Hay amantes de los e-books y la posibilidad de portar cientos de libros a todas partes es algo fundamental, aunque luego no leas nada. Y aun así, es cierto que el e-book no ha llegado a despegar. A la gente todavía le gusta el prestar las cosas. Muchos libros los he descubierto gracias a que me los han dejado. Pero pasa como con las fotos, a veces no vuelves a ver las que has sacado con el móvil.

 

Segunda publicación. ¿Cuál es el siguiente paso?

 

Mi primer libro es un relato que cuento, una narración en el cual planteo en base a la historia que cuento cuales son las bases de la comunicación interpersonal. Este es un libro de recopilación de artículos y el siguiente espero que sea la segunda parte del primero que escribí. Y el cuarto será "Para Profesionales. Año 2019". Ese es mi planteamiento.

 

El ejemplar plantea reflexiones personales y consejos para profesionales, independientemente del lugar donde trabajen y su puesto. ¿Qué consejo fundamenal podría dar a los profesionales actuales?

 

En el libro trato de plantear reflexiones en voz alta, muchas surgen de conversaciones. Esta conversación puede acabar en un artículo. Muchas veces para aclararme yo a mí mismo. Un consejo actual para profesionales de ahora: en primer lugar, que lean el primer artículo “no eres un bicho raro” y habla de la profesionalidad en el trabajo. El segundo consejo es que nunca dejen de aprender, es el más importante. Pero no solo sobre su área de conocimiento, uno tiene que aprender de todo porque eso es lo que te puede permitir relacionar varios campos y ser más profesional de lo que uno es. Uno tiene que estar aprendiendo constantemente, estar aprendiendo de todo el mundo y de muchas cosas.