Raúl de play-off

A. MINGUEZA
Ver album

De Tomás, con un doblete, coloca al Real Valladolid en puestos de promoción de forma momentánea, tras la victoria ante el Mallorca por 2-1.

 

REAL VALLADOLID: Becerra; Moyano, Lichnovsky, Á. Pérez, Balbi; Leão, Jordán; Espinoza (Mata, min. 72), Míchel (Álex López, min. 70), Jose; De Tomás (Ángel, min 85).

 

RCD MALLORCA: Santamaría; Campabadal, Yuste, Pleguezuelo, Oriol; Álex Vallejo, Culio; Lago, Moutinho (Saúl, min. 85), Angeliño (Óscar Díaz, min. 67); Brandon (Lekic, min 73).

 

GOLES: 1-0, minuto 32: De Tomás (p.); 2-0, minuto 81: De Tomás; 2-1, minuto 89: Lekic.

 

ÁRBITRO: López Amaya, asistido en las bandas por Alcoba Rodríguez y Maldonado Urbina. Mostró tarjeta amarilla a los locales Jose y Álex Pérez, y a los visitantes Héctor Yuste y Álex Vallejo.

 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la Jornada 38 de LaLiga 1|2|3. 8.804 espectadores presenciaron el encuentro en Zorrilla.

El Real Valladolid no pierde la fe y sigue creyendo en un play-off que hace semanas, por sensaciones, parecía una utopía. Pero esto es fútbol y la Segunda es un mundo extraño en el que cualquiera puede llegar vivo al tramo final del curso. En esta ocasión, los blanquivioletas se llevaron el triunfo (2-1) ante un flojo Mallorca que cató el sabor de un De Tomás en racha.

 

No comenzó muy allá el Pucela, que en los primeros minutos estuvo a merced de los intentos de un Mallorca necesitado. El dominio era visitante y la primera ocasión importante también lo fue. Angeliño salió liberado de las marcas por la banda izquierda y sacó un disparo que se estrelló en el lateral de la red.

 

Del susto inicial se pasó a la gran oportunidad de los locales. Jose dejó el balón a Balbi, que lo metió al segundo palo, donde llegó De Tomás solo para empujarlo a la red, pero lo mandó al palo.

 

El Mallorca se rehizo y siguió con el dominio, aunque acabó siendo estéril. No es la mejor delantera de Segunda la de los baleares y se notó, ya que prácticamente no inquietaron el área blanquivioleta. El Pucela aguantó y ganó metros hasta que un penalti tonto sobre De Tomás sirvió para que el propio delantero lo transformara y subiera el 1-0 al marcador.


Tras el gol, los bermellones se vinieron abajo y el Real Valladolid tuvo más presencia en campo contrario. Aunque los espacios en el área no existieron y De Tomás y Jose probaron fortuna con tiros lejanos que Santamaría dejó en sustos.

 

El paso por vestuarios no mermó al Pucela, que siguió a lo suyo y mostró su poderío con espacios. El trabajo de De Tomás volvió a ser excelente y, precisamente, se erigió medio protagonista en la primera clara de la segunda. Metió una maravillosa pelota al espacio para la carrera de un Jose que controló y se zafó de sus rivales para plantarse solo ante Santamaría. Después de hacer lo difícil, la pegó horrible.

 

Pero el Mallorca no se quedó con ese golpe y respondió con una acción de Lago Junior, en un disparo raso bien atrapado por Becerra. El portero blanquivioleta no tuvo que intervenir demasiado y eso fue una gran noticia para los suyos, que no sufrieron demasiado.

 

El poder de los huecos siguió con la tonalidad blanquivioleta. Una contra muy bien transcurrida llevó a Álex López a meter un balón desde la derecha, lo cogió Mata y se lo cedió a De Tomás para que, sin ponerse nervioso, anotara el 2-0.

 

Restaban menos de 10 minuto para el final, pero esto es Valladolid. La confianza pesó demasiado y en un ataque visitante, con el estadio prácticamente en silencio, Lekic aprovechó un centro desde la derecha para rematar de cabeza casi sin oposición.

 

Eso ocurrió en el 89', pero en el guion no vino que el Pucela fuera a sufrir. Cumplido el tiempo extra, Zorrilla festejó un importante triunfo que mete a los de Paco Herrera en el play-offf, aunque todavía tiene que jugar el Huesca -con un punto menos-.

 

El próximo domingo, a partir de las 12:00 horas, el conjunto blanquivioleta disputará un derbi regional ante el colista Mirandés, en la que será una nueva final para el equipo de Herrera.

Noticias relacionadas