Actualizado 09:01 CET Versión escritorio
Valladolid

Ratificada la cárcel para uno de los cinco acusados en la 'Roava Plus' que no compareció a juicio en Valladolid

Fue interceptado el pasado día 11 de marzo en Madrid cuando se entregó voluntariamente en comisaría y permanece en prisión desde entonces.

Publicado el 15.03.2019

La Audiencia de Valladolid ha ratificado el auto de prisión provisional contra el ciudadano de origen marroquí A.M, uno de los cinco encausados por la denominada operación contra el narcotráfico 'Roava Plus' desarrollada en noviembre de 2015 y que no llegó a comparecer en febrero en el juicio previsto en este mismo tribunal.

 

Aunque el día 11 de febrero la Sección Segunda de lo Penal acordó suspender la vista, tal decisión no fue por la ausencia del citado reo sino porque el letrado de otro de los cinco investigados alegó que acababa de conocer a su cliente minutos antes de entrar en sala y que por tanto no se encontraba en condiciones de ejercer la defensa con garantías.

 

En el caso del marroquí A.M, contra el que se había dictado orden de busca y captura, fue interceptado el pasado día 11 de marzo en Madrid cuando se entregó voluntariamente en comisaría y permanece en prisión desde entonces, situación que no variará a pesar de la vista de apelación celebrada este viernes en la Audiencia de Valladolid en la que su letrada ha solicitado, sin éxito, la excarcelación de su cliente.

 

El acusado ha comparecido por videoconferencia desde el penal madrileño de Soto del Real. Durante la vista, su abogada ha pedido al tribunal la libertad provisional por entender que su cliente se ha venido presentado desde 2016 periódicamente en comisaría, su número de teléfono obra en poder de la policía y cuenta con trabajo y arraigo en España, donde tiene a sus hijos. "Si quisiera sustraerse a la acción de la Justicia no se estaría personando cada quince días", ha destacado su abogada.

 

Pese a ello, horas después de la vista, el tribunal vallisoletano ha dictado auto ratificando la situación de prisión provisional del procesado basado en el riesgo de fuga y con el fin de asegurar su presencia en el juicio previsto para los próximos días 24 y 25 de abril.

 

PAQUETE CON DROGA DESDE ECUADOR

 

En el banquillo se sentarán la pareja colombiana formada por Giovani F.R. y Marta S.A, así como David G.M. y el ecuatoriano Neri A.G.D, así como el marroquí A.M, para quienes el Ministerio Fiscal solicita penas de entre uno y seis años de prisión.

 

La investigación conjunta del Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil, a partir de las diligencias iniciadas por el Juzgado de Instrucción número 1 de Valladolid por otros hechos distintos, permitieron conocer la llegada de un paquete postal, enviado desde la frontera de Ecuador con Colombia, que tenía como destinataria a un ciudadano de origen ecuatoriano, Neri Augusto G.D, domiciliado en Madrid.

 

Dicho paquete contenía cocaína camuflada en botellas de líquido, en concreto casi medio kilo de sustancia. Tras establecer un operativo de búsqueda y localización del paquete postal, la entrega controlada se realizó en Madrid, momento en el que se detuvo, entre otros, al destinatario.

 

Después de la apertura del paquete en sede judicial se incautaron dos botellas de plástico con líquido y hojas de eucalipto que, una vez analizadas, arrojaron un resultado negativo a las pruebas del 'narcotest', ya que la droga estaba camuflada y disuelta en líquido.

 

COCAÍNA LÍQUIDA

 

Una vez analizado en profundidad el contenido se verificó que se trataba de cocaína líquida que, mediante un proceso de decantación, filtrado y prensado volvía a su estado natural, con lo que se recuperaba hasta cerca del 90 por ciento del producto.

 

En el curso de estas actuaciones se desmanteló un laboratorio en una vivienda de Guadalajara donde realizaban este proceso. En el momento del registro domiciliario, realizado a primeros de noviembre de 2015, se procedió a la detención de los inquilinos de dicho inmueble, Giovani F.R. y Marta S.A, la cual intentaba destruir pruebas, según la policía, al arrojar por el desagüe restos de cocaína y elementos para su manipulación.

 

También se intervinieron sustancias de corte, utensilios para su tratamiento (incluida una prensa), dinero o teléfonos móviles.

COMENTARComentarios