Rápida carrera de Príncipe, el Toro de la Vega, que protagoniza ya su torneo en Tordesillas

Imagen del recorrido del Toro de la Vega por Tordesillas. JAG

Tranquilidad en el inicio del festejo seguido por miles de personas y sin la presencia de grupos de animalistas.

Miles de personas participan a estas horas en el tradicional Toro de la Vega, en Tordesillas. Un festejo centenario que desde el pasado año tuvo que adaptarse a la nueva Ley regional y no podrá ni alancearse ni darle muerte en público.

 

Sin presencia de grupos animalistas, minutos antes de las 11,00 horas, una manifestación protaurina recordaba a los políticos que 'Tordesillas no se rinde'. Más tarde, el tordesillano Jesús López Garañeda, director de comunicación de la Federación Taurina de Valladolid, leyó un manifiesto que concluyó pidiendo a sus paisanos y aficionados que "nunca apaguen la llama de la libertad".

 


A las once en punto, sonaba la bomba que daba inicio al festejo. Príncipe, un precioso toro castaño de 5 años de edad de la ganadería de Hermanos Sánchez Herrero y de 630 kilos, saltaba a las calles de Tordesillas. Lo hacía desde el cajón ubicado en la calle de San Antonio. Velozmente entre decenas de mozos recorría la cuesta empedrada para llegar al inicio del puente. Con un trote cómodo para que los más valientes pudieran protagonizar carreras ajustadas llegó hasta la rotonda. Allí paró y un mozo a punto estuvo de ser corneado.  

 

Apenas cinco minutos después de su salida llegaba a La Vega y a la zona en la que centenares de caballistas lo esperaban.

 

A las 11.40 horas se lanzó la bomba que daba por finalizado el festejo del Toro de la Vega.

Noticias relacionadas