Rajoy toma la iniciativa: la moción es "una farsa"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha tomado la iniciativa y ha salido a la tribuna del Congreso para responder a la portavoz de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, Irene Montero, en el debate de la moción de censura contra el Ejecutivo, para asegurar que considera esta moción "una farsa" que forma parte de la estrategia de Pablo Iglesias: crear "una máquina de destrucción política".

Rajoy ha asegurado que la iniciativa nació para "dar el espectáculo", sin candidato inicialmente y contra un gobierno de "sólo siete meses de vida", sin tiempo "de llevar a buen término las tropelías" que Montero les ha atribuido.

Ha asegurado que el "verdadero objetivo" de la moción es contribuir a la pretensión expresada, ha citado, por Pablo Iglesias: construir en último extremo "una máquina de destrucción política". Y no ha respondido a las sucesivas acusaciones de corrupción expresadas por la portavoz de Unidos Podemos, a las "calumnias", "maledicencias" y "embustes". "Son los que acusan quienes tienen que probar sus acusaciones", ha agregado.

 

Rajoy ha acusado a Podemos de "pintar a España de negro" y presentar un "cuadro tenebroso" del país porque ese partido, que nació hace cuatro años para "sacar partido de la insatisfacción" de la crisis, "necesita las malas noticias como el comer". Además, ha afirmado rotundo que son "falsas" las acusaciones de corrupción esgrimidas por el partido morado y ha recalcado que los miembros de su Ejecutivo "no son corruptos".

 

Sin esperar a que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, suba a la tribuna a exponer su programa de Gobierno, Rajoy ha tomado la palabra para arremeter contra el "farragoso" discurso de la portavoz parlamentaria de Unidos Podemos, Irene Montero, y subrayar que no hay "razón" para una moción de censura "ni en el fondo ni en la forma". Incluso ha llegado a calificar esta iniciativa de "pintoresca" y "chusca".
 

 

Al inicio de su intervención, Rajoy ha ironizado con que cuando Podemos decidió presentar la moción ni siquiera contaban con un candidato. "¿Para qué inquietarse por los detalles cuando la única y principal pretensión era dar el espectáculo? Lo dejaron para el final. Qué más les daba, si no pensaban que pudiera salir adelante? Para perder, cualquier candidato vale, incluso usted, señor Iglesias Turrión", ha exclamado.

 

Ante el duro discurso de Podemos enumerando por orden alfabético los más de 60 casos de corrupción que afectan al PP, el jefe del Ejecutivo ha afirmado que se trata de un asunto "lo suficientemente grave" como para que Podemos lo banalice" con "excesos y exageraciones". Y de hecho ha recordado al partido morado el refrán "exagerar y mentir, por el mismo camino suele ir".

 

Dicho esto, Rajoy ha asegurado que en el PP ha habido casos de corrupción como en otros partidos pero ha rebatido las acusaciones de Montero en las que ésta decía que se está asistiendo a la "descomposición de una trama de poder que intenta atrincherarse sin más proyecto político que el de normalizare la corrupción y el saqueo".

 

DEFIENDE A SUS MINISTROS

 

Rajoy ha salido en defensa de sus ministros y ha tachado de "falsas" las acusaciones de Podemos porque el PP "no es un partido corrupto". "Los miembros de este Gobierno que usted censura no son corruptos ni se puede afirmar que lo sean, salvo con ánimo de calumniar. Son tan honestos como lo pueda ser ustedes, a los que presumo honradísimos", ha aseverado.

 

Además, ha afirmado que en España la corrupción "no es la regla, sino la excepción" y no se consiste sino que "se persigue", a diferencia de otros países que "conocen muy bien" los dirigentes de Podemos, en alusión a Venezuela.

 

"A ustedes, cuanto más se les conoce, menos se les vota", ha enfatizado, para añadir que "a medida que las cosas van mejorando tienen que exagerar" y "fabricar un mundo irreal" buscando "culpables". "Deberían inspirarse más en Montesquieu y menos e Torquemada, que lo han resucitado en estos últimos meses", ha recomendado.