Rafael Álvarez, 'El Brujo' y su obra 'La luz oscura de la fe', este fin de semana en el Teatro Zorrilla de Valladolid

El espectáculo, basado en la vida y obra del fraile San Juan de la Cruz, tendrá lugar el próximo sábado a las 20:30 horas y el domingo a las 19:00 horas.

Días de actuación:

Sábado, 24 de marzo, a las 20:30 horas

Domingo, 25 de marzo, a las 19:00 horas

 

Precios:

Platea y palcos 25 €, Anfiteatro 20€

 

Venta de entradas en:

Taquilla del Teatro/ Entradas.com

 

Teatro Zorrilla, Plaza Mayor 9, 47001, Valladolid

Rafael Álvarez, “El brujo”, amante de la poesía, llega al Teatro Zorrilla de Valladolid los próximos 24 y 25 de marzo con su producción “La luz oscura de la fe”, dedicada al místico poeta carmelita, San Juan de la Cruz.

 

“La luz oscura de la fe” es un espectáculo basado en la vida y obra del fraile San Juan de la Cruz. Más allá de la formidable poesía de este santo, el argumento aborda dos asuntos profundos: la belleza, entendida no sólo desde la estética, sino desde la consciencia y lo íntimo; y caminar a oscuras en la fe, una ceguera que tienen las personas en sus capacidades sensitivas a la hora de creer.

 

La obra parte de dos episodios dentro de la biografía de este poeta del siglo XVI: uno de su niñez, cuando cae en un pozo oscuro donde tiene una cierta revelación que le salva la vida; y otro en su madurez, cuando esuvo preso en una cárcel de los Carmelitas por encabezar una reforma.

 

San Juan de la Cruz nace en Ávila en 1542. De familia humilde, su infancia se desenvuelve en la miseria. Recibe ayuda de instituciones de caridad y asiste al Colegio de los Niños de laaDoctina. Entre reformatorio y escuela primaria, recibe una preparación elemental. Mientras estudia, trabaja en el Hospital de las Bubas. Con 21 años ingresa en los Carmelitas de Medina, con el nombre de Fray Juan de Santo Matía, para trasladarse pronto a Salamanca. En 1567 se produce un encuentro con Santa Teresa de Jesús, a quien acompañará a su fundación femenina en Valladolid. En 1577 Juan de la Cruz es apresado y comparece ante un tribunal de frailes calzados que le obliga a retractarse de la Reforma Teresiana, cuestionada durante esa época. Se niega y lo encierran en una celda donde escribe varios de sus mejores poemas de amor. Logrará huir y continua con sus viajes y su vida espiritual termina el 14 de diciembre de 1591 tras una larga enfermedad.

Noticias relacionadas