Rafa Nadal se casa pero no con Xisca, sino con Mary Perelló

El mejor tenista español de todos los tiempos se casa este sábado con su novia de toda la vida.

Rafa Nadal se casa este sábado con Mary Perelló. Sí se trata de su novia de toda la vida, hasta ahora conocida como Xisca aunque no es el nombre por el que quiere ser reconocida. Se llama María Francisca Perelló y alguien la 'bautizó' como Xisca cuando se hizo pública su relación con Nadal pero ella nunca se ha reconocido bajo esa denominación. 

 

Una boda de la que poco se sabe porque está blindada al máximo para proteger su intimidad y garantizar la seguridad de los invitados, entre los que se dice que estará el Rey emérito Juan Carlos. 

 

Entre los invitados destacarán rostros del mundo de la política, la cultura y el deporte de nuestro país y resto del mundo, como son sus socios en Tatel como Enrique Iglesias, Pau Gasol o Cristiano Ronaldo.

 

Los novios no venderán la exclusiva de su boda y no han prohibido los móviles, como ya hicieron Sergio Ramos y Pilar Rubio, pero ambos han pedido a sus invitados que les ayuden a preservar su intimidad y no compartan su boda en las redes sociales.

 

Otro de los grandes secretos desvelados es el menú de la cena nupcial, que estará a cargo del chef Quique Da Costa, cuyo menú tiene un precio al rededor de los 210 euros en adelante. Sin duda, por ahora solo nos queda conocer la elección de la novia en su vestido-


La boda se celebra este sábado y ambos ya han disfrutado de sus respectivas despedidas de soltero. El tenista, según desvelaron los diarios locales de Palma disfrutó el pasado fin de semana de una jornada con sus amigos más íntimos que comenzó con un aperitivo y una agradable comida y terminó con un reservado en la terraza de la discoteca Social Club Mallorca. El de Manacor, como era de esperar, no pasó desapercibido, y lo dio todo en la pista de baile al ritmo de algunas de las canciones de reguetón.

 

También ella y entre las asistentes, según informaba la revista Hola! se encontraba Maribel, hermana del deportista, y después de recoger a Mery en su casa comieron en un local de tapas disfrazadas con un tocado de unicornio. La noche terminó en el barrio de Santa Catalina, donde disfrutaron de la fiesta.