Radiografía de las apuestas en Valladolid: más de 30 locales repartidos principalmente por los barrios humildes

La estratégica localización en barrios humildes y la proximidad a lugares donde puedan atraer público joven son dos de sus puntos claves

Las manifestaciones en ciudades como Madrid frente a la proliferación de las casas de apuestas han vuelto a avivar el debate sobre el juego, si es que en algún momento estuvo calmado. Valladolid ya salió a la calle en el pasado mayo en el barrio de Las Delicias para denunciar un hecho innegable: los salones de juego, y en concreto las apuestas deportivas, se han convertido en un elemento recurrente en las calles de los barrios de la ciudad.

 

La capital del Pisuerga es la ciudad con un mayor número de locales de juego de toda Castilla y León, con un total de 38 en cifras de febrero de 2019. Entre ellos se incluyen las propias casas de apuestas y los locales de bingo y casino.  

 

El número ha incrementado en la capital, mientras que la Comunidad también aporta unas cifras más elevadas: los salones de juego han crecido en Castilla y León un 36% en los dos últimos años, según datos de la Federación castellanoleonesa de jugadores de azar rehablitados.

 

La provincia de Valladolid es la que tiene un mayor número de casos durante el pasado año, 133 nuevos, y registra un duplicación del juego online que ha llegado a representar el 29 por ciento en el año 2018, Asociación de Jugadores Patológicos de Valladolid.

 

El foco de las concentraciones tienen dos puntos claves y para los que las asociaciones se han levantado en pie de guerra: la estratégica localización en barrios humildes y la proximidad a lugares donde puedan atraer público joven.

 

En Valladolid encontramos numerosos ejemplos donde una casa de apuestas está próxima a puntos estratégicos de afluencia de público. La empresa ‘Codere’ tiene tres tan solo en el núcleo histórico y de mayor afluencia de la ciudad: alrededores de la Plaza Mayor, donde dispone de una, en la Plaza de España y en el centro comercial Las Francesas. Esto se traduce en un radio de actuación de gran parte del casco histórico de la ciudad.

 

‘Luckia’ está mucho más extendido en la ciudad del Pisuerga. Se pueden contabilizar hasta un total de 9 centros de apuestas bajo esta marca.

 

La estrategia se vislumbra diferente a la de su competidor más directo, al menos en Valladolid. Los locales se han alejado del centro de la ciudad y son habituales en barrios como Los Pajarillos, con uno en la calle San Isidro, y en Las Delicias, donde cuentan con tres. El entorno del Paseo de Zorrilla tampoco se libra: se pueden contar hasta cuatro casas de apuestas de la marca en la ‘gran vía’ de la ciudad.

 

La última de las grandes, ‘Sportium’, también tiene su buen puñado de locales en Valladolid y conserva una estrategia muy similar a la del anterior. Es la segunda en número de locales con siete y los barrios humildes son los principales enclaves de la compañía. La Rondilla tiene dos, Los Pajarillos uno, Las Delicias otro y el entorno de la Plaza Circular otros dos.

 

LOS MENORES, EN JUEGO

 

El pasado día 7 de octubre veintiocho menores fueron identificados y cuatro personas han sido detenidas en una acción de control en salas de juego en el territorio nacional.

 

Además, 184 mayores de edad indocumentados, al verificar la identidad de los adultos presentes en los salones de juego con el objeto de evitar que, aquellas personas quienes se han auto prohibido el juego, tengan acceso a este tipo de establecimientos.

 

Los menores de edad son los más vulnerables a este tipo de adicción. En cifras de la provincia de Valladolid, el porcentaje de jóvenes tratados llega al 74 por ciento del total.

Comentarios

Para Raul: 15/10/2019 18:02 #3
sobre todo extranjeros
Tizona 15/10/2019 08:18 #2
Yo creo que no es "casualmente". Bien saben ellos donde ponen sus locales...
raul 14/10/2019 12:32 #1
Casualmente, la mayoría de las personas que salen de estos locales, son gente que recibe ayudas sociales, comprobable.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: