Quintuplica la tasa de alcohol y embiste a la Policía Municipal en el barrio de las Delicias

El vehículo del conductor en aparente estado de embriaguez, junto a los de la Policía. POLICÍA VLL.

El resultado de la prueba de alcoholemia arrojó una tasa de alcohol de 1,30 mg/l de aire espirado.

 

 

Un conductor ha sido denunciado por un delito contra la seguridad vial al dar un resultado de 1,30 miligramos por litro de aire espirado en las pruebas de alcoholemia después de colisionar contra un coche patrulla de la Policía Municipal de Valladolid que se había puesto a su altura para darle el alto en el cruce entre la calle Ebro y Juan Carlos I.

 

Los hechos se produjeron en la madrugada de este domingo, cuando la Policía recibió varias llamadas que avisaban de que una persona en estado de evidente ebriedad había cogido un Renault Laguna y circulaba por el barrio de Las Delicias.

 

Una patrulla le localizó en la avenida de Segovia cuando circulaba en sentido al centro de la ciudad. Al girar a la derecha hacia la calle Ebro, los agentes le siguieron y, al ser de única dirección, se colocaron detrás del Renault Laguna con las luces de emergencia y además le dieron ráfagas para darle a entender que debía detener la marcha.

 

El coche se detuvo en el cruce de la citada calle con el paseo Juan Carlos I, momento que el vehículo policial aprovechó para colocarse en paralelo mientras los agentes le hacían señales para que se parara y estacionara el coche. Sin embargo, el conductor metió la primera marcha, intentó girar y embistió a la patrulla.

 

En ese momento el coche ya quedó detenido y los agentes procedieron a identificar al conductor y, ante los síntomas de embriaguez le sometieron a las pruebas de alcoholemia, después de incluso tener que ayudarle para subir a la furgoneta de atestados, que se desplazó hasta el lugar.

 

En las pruebas de alcoholemia dio un resultado de 1,30 mg/l, lo que quintuplica la tasa permitida para la circulación. Por ese motivo se le instruyeron diligencias por delito contra la seguridad en el tráfico.

 

La ley no permite la conducción de vehículos si la tasa de alcoholemia supera los 0,5 gramos por litro en sangre o los 0,25 mg/l de aire espirado. A partir de 0,61 miligramos de alcohol por cada litro de aire no se considera infracción administrativa sino penal (delito contra la seguridad Vial) y esta conducta está penada con prisión de tres a seis meses o multa de seis a 12 meses.

 

La condena también puede imponer trabajos en beneficio de la comunidad (de 30 a 90 días) y la pérdida del carnet de conducir por tiempo de uno a cuatro años. Además se efectúa una sanción de 1.000 euros y conlleva la pérdida de seis puntos en el carné de conducir.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: