Puente y Saravia volverán a gobernar el Ayuntamiento de Valladolid con un mínimo margen sobre el bloque del centro-derecha

Óscar Puente reedita la Alcaldía en Valladolid.

El PSOE de Valladolid gana las elecciones y suma 11 concejales para añadir a los 3 conseguidos por la formación Toma la Palabra.

El socialista Óscar Puente volverá a ser alcalde de Valladolid los próximos cuatro años. El PSOE vallisoletano ha ganado las elecciones por primera vez desde los tiempos del histórico Rodríguez Bolaños pero necesitará reeditar su alianza con Valladolid Toma la Palabra. Entre ambas formaciones políticas suman los 14 concejales que otorgan la mayoría absoluta: 11 el PSOE y 3 la alianza que lidera Manuel Saravia.

 

La Alcaldía de Valladolid se resolvió en un suspiro tras una noche de tremendas incertidumbres. Los primeros datos auguraban una plácida suma de la izquierda, suficiente para repetir el pacto que dio la gobernabilidad del Ayuntamiento al bloque conformado por PSOE, Valladolid Toma la Palabra y Sí se Puede Valladolid (Podemos). Pero el desplome total de este partido convirtió el recuento en una lucha de nervios.

 

Los números mantuvieron esos 11 concejales para el PSOE que, sumados a los 3 de Toma la Palabra, frena cualquier posibilidad de alianza en el bloque del centro derecha. El PP con la candidata Pilar del Olmo obtuvo 9, Ciudadanos 3 y VOX un solo representante. En consecuencia, el resultado otorga un apretado 14-13 que dibuja la nueva situación del Consistorio vallisoletano.

 

Habrá que esperar, sin embargo, a posibles acuerdos generales entre los partidos que puedan suponer alguna  modificación en las negociaciones. El propio Manuel Saravia advirtió en la noche de este domingo que espera no convertir estos pactos en una moneda al aire ante un posible acuerdo global entre PSOE y Ciudadanos con la Junta de Castilla y León de fondo.