Cyl dots mini

Puente y De la Riva mantuvieron una conversación "amigable", pero "la relación seguirá siendo prácticamente nula"

De la Riva habla con Puente, con Bermejo al fondo. E.P.

Coincidieron el pasado sábado, durante el acto de entrega de la Medalla de Oro de la ciudad a la actriz Concha Velasco.

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha asegurado este martes que el pasado sábado, durante el acto de entrega de la Medalla de Oro de la ciudad a la actriz Concha Velasco, mantuvo una "amigable" conversación con su predecesor en el cargo, el 'popular' Francisco Javier León de la Riva, pero considera que será "una isla en medio del océano" pues aventura que su relación se mantendrá "prácticamente nula".

 

Así lo ha explicado el regidor socialista, quien ha apuntado que la conversación versó "obviamente sobre cosas que nada tienen que ver con el día a día del Ayuntamiento", al tiempo que ha reiterado que el equipo de Gobierno no retirará su acusación particular en el juicio al que se someterá el exalcalde del PP a finales de abril por la firma de las Cartas de Conformidad del préstamo de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad.

 

Mientras tanto, el acto protagonizado por Concha Velasco el pasado sábado en el Teatro Calderón y en el que estuvieron presentes los tres alcaldes de la actual etapa democrática en Valladolid fue escenario de una conversación "normal" entre el socialista Puente y el 'popular' León de la Riva.

 

"Hacía mucho tiempo que no hablábamos, pero me temo que va a ser una isla en medio del océano, yo creo que la relación seguirá siendo prácticamente nula", ha reconocido el actual regidor, quien ha reconocido que aunque fuera con ocasión del "bonito" y "positivo" acto de homenaje a Concha Velasco pudieron "charlar amigablemente" pero, ha matizado, de cosas "que nada tienen que ver con el día a día del Ayuntamiento".

 

En la relación entre ambos políticos municipales pesa la posición del actual equipo de Gobierno como acusación particular en el proceso al que el alcalde se enfrentará el próximo 25 de abril por presuntos delitos de prevaricación y falsedad documental por la firma de las Cartas de Conformidad en los años 2008, 2010 y 2011.

 

Óscar Puente ha reiterado que, aunque el Ayuntamiento tuvo ocasión hace unos meses de cesar en la acusación particular, sobre todo porque ya se había realizado el pago de la deuda y porque "en un momento muy tardío" Adif y Renfe finalmente desistieron de los procedimientos de demanda por la deuda, finalmente se decidió continuar adelante.

 

Puente ha precisado que, en primer lugar, no considera "estético" que a dos meses del juicio se retire una acusación y, también, ha aseverado, "el Grupo Popular no ha ayudado absolutamente nada" a que el equipo de Gobierno tomara otra decisión.

 

En todo caso, ha querido defender que la acusación del Ayuntamiento de Valladolid ha sido "mucho menos dura" en la petición de penas que la Fiscalía, ya que mientras ésta pide nueve años de prisión y 33 de inhabilitación para el exregidor del PP por delitos de prevaricación y falsedad documental, el Consistorio reclama sólo tres años de cárcel y nueve de inhabilitación.

 

Asimismo, ha considerado que la situación es "lo suficientemente elocuente" como para que el Ayuntamiento esté personado, cuando él mismo estaría citado a comparecer como testigo el día del juicio aunque no se mantuviera en la posición de acusación particular.

Noticias relacionadas