Puente ve una "estrategia suicida en el PP en el retraso de los talleres de Renfe para perjudicar al Ayuntamiento

Óscar Puente, durante una comparecencia. SERGIO SANZ

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha asegurado este viernes que percibe una "estrategia política compartida en el Partido Popular, a distintos niveles" para "perjudicar al Ayuntamiento a costa de los trabajadores de los Talleres de Renfe".

 

Así lo ha asegurado el primer edil socialista al ser preguntado por la información publicada este viernes por el diario El Norte de Castilla, recogida por Europa Press, que indica que el Gobierno de España reclama que el Ayuntamiento de Valladolid haga frente a la parte de la deuda de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad que le correspondería por porcentaje de participación --101 millones de euros-- como condición para poner en marcha el nuevo complejo de Talleres de Renfe, cuya obra concluyó hace casi un año.

 

Este hecho, sumado a que el Grupo Municipal Popular reclama que el Ayuntamiento "se haga responsable" de esa deuda, algo que el equipo de Gobierno considera que ocurriría, en base a un informe de la Intervención municipal, si se hiciera frente al pago de los intereses generados por ese préstamo durante 2016.

 

"Da la sensación de que aquí hay una estrategia compartida por el Partido Popular a distintos niveles para hacer daño al Ayuntamiento de Valladolid aun a costa de perjudicar a los trabajadores de los Talleres", ha reprochado el primer edil, que ha aseverado que "quien pone estas batallas por delante" al equipo de Gobierno termina por perderlas, ya que son "estrategias suicidas".

 

El regidor ha añadido que no ha escuchado "de boca" de un representante de Renfe o del Ministerio de Fomento esa condición para poner en marcha los nuevos Talleres, pero ha apuntado que si fuera cierto el operador ferroviario "se estaría liberando de su responsabilidad" sobre un complejo que es "de los más grandes de Europa".

 

Por ello, ha calificado de "incomprensible" que estos talleres estén pendientes de su puesta en marcha "por que un organismo estatal escurra el bulto y no asuma su responsabilidad".

 

En este sentido, ha explicado que, ante la reunión de la Junta General de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad que se celebrará el próximo día 16 en la que previsiblemente se acordará el inicio de la liquidación de esta entidad, el Ayuntamiento plantea a Renfe acudir a una "liquidación ordenada" que permita al menos "salvar los talleres y el empleo".

 

De hecho, ha advertido de que si se acuerda iniciar un concurso de acreedores directamente, los Talleres "pueden caer en el sueño de los justos".

 

"Si lo que piden es que pongamos 100 millones de euros, es que no quieren resolver el problema", ha apostillado el regidor, quien ha incidido en la posición del equipo de Gobierno de que incluso sería "ilegal" que hiciera frente a esa deuda ya que hace unos meses anuló la Carta de Conformidad firmada de manera "irregular" por el exalcalde Francisco Javier León de la Riva que era el vínculo que comprometía al Consistorio con el préstamo de la Sociedad.

 

PLENO EXTRAORDINARIO

 

Mientras tanto, ante el Pleno extraordinario convocado el próximo martes para analizar la situación de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad y del soterramiento, el concejal de Urbanismo, Infraestructuras y Vivienda, Manuel Saravia, ha recalcado que su grupo político de Valladolid Toma la Palabra quiere "intentar mantener el proyecto de soterramiento".

 

No obstante, ha advertido que, si se confirma el día 16 la disolución de la Sociedad las condiciones "serán radicalmente diferentes" y el futuro de la operación dependerá de una "financiación muy importante" y, a su juicio, pasaría por llegar a un "necesario" acuerdo con Renfe y Adif. "Si se consigue esto, será posible hacer el túnel, sea más largo o más corto", ha apuntado Saravia.

 

El edil ha insistido en la necesidad de "buscar alianzas" para llevar a término el proyecto ferroviaria sin que esté vinculado a la Sociedad Alta Velocidad.