Puente, sobre el Covid: “Quizá sea un buen fin de semana para ver una película y estar en casa”

Óscar Puente, en rueda de prensa. JUAN POSTIGO

El alcalde agradece que por fin haya “criterios objetivos y medibles” para tomar decisiones de confinamiento, si bien reconoce que la situación de Valladolid le “preocupa”

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, fue preguntado este viernes por la situación de la ciudad respecto al coronavirus, un tema sobre el que reconoció abiertamente estar “preocupado”, aunque quiso hacer una lectura positiva del protocolo recién aprobado a nivel nacional para ciudades con más de 100.000 habitantes.

 

“Todo lo que sea establecer criterios objetivos, medibles, es bueno”, arrancó. “Nos ayuda a saber a qué atenernos, evita agravios comparativos y sensación de contrariedad. Me parece positivo. Es bueno para la ciudadanía, que necesita seguridades y saber por qué se toman decisiones. Ahora que hay criterios medibles, numéricos, es bueno”, hizo ver. En la actualidad Valladolid prácticamente cumple los criterios de confinamiento, tal y como explicó este jueves la Junta. Una cuestión por la que también fue preguntado el primer edil.

 

“Claro que me preocupa”, se mostró expeditivo. “Independientemente de estar mejor o peor la situación de los hospitales es preocupante, la tasa de contagios es alta… Claro que me preocupa”, repitió.

 

“Aunque hay que decir que los datos de Valladolid ciudad han mejorado, están a la baja. Parece que las tornas se han cambiado y es ahora la provincia la que está con área de salud con cifras muy elevadas”. Y fue cuando llegó la frase particular. “Parece que va a ser un fin de semana irregular en cuanto al tiempo, así que quizá sea un buen fin de semana para ver una película y estar en casa con la familia”.

 

POBREZA Y COVID

En cuanto a la situación de contagios en Valladolid, el alcalde quizo hacer ver que las causas de contagios son, en muchas ocasiones, familiares y en casas, si bien quiso remarcar que la pobreza también juega un papel importante.

 

“Si hay un piso de 50 metros en el que viven doce personas, por no poner otros ejemplos peores, y una de ellas contrae el virus el contagio es rápido y extensivo. Por desgracia la pobreza es un elemento más en la propagación del virus, al haber mayor hacinamiento hay más contagios”, aseguró.