Puente se pregunta "qué pretende la Junta" que hagan los ayuntamientos para controlar aforos en las calles
Tribuna mini Saltar publicidad
2 file
Cyl dots mini

Puente se pregunta "qué pretende la Junta" que hagan los ayuntamientos para controlar aforos en las calles

Óscar Puente, alcalde  de Valladolid.

El alcalde recalca que "ha quedado claro" que las restricciones de movilidad e interacciones sociales implican un descenso de contagios

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha aseverado este viernes que no entiende "qué pretende" la Junta que hagan los ayuntamientos para controlar los aforos de las calles durante las Navidades y ha defendido que en la ciudad se encendió la iluminación especial el pasado 12 de noviembre y desde ese día la incidencia acumulada "no ha parado de bajar un solo día".

 

Así lo ha señalado este viernes el regidor socialista ante la recomendación de la Junta de Castilla y León de que los ayuntamientos establezcan medidas de control de aforos en las ciudades, si bien ha matizado que en el caso de decisiones que dependen de las autoridades sanitarias regionales autonómicas las respetará y hará cumplirlas y no se atreve a decir si "hay que ser más o menos severos".

 

Puente ha apostillado que no ve "qué pretenden" los gobernantes de la Comunidad que hagan los ayuntamientos respecto a los aforos, ya que ha defendido que en el caso de su ciudad, desde el día que se encendió el alumbrado navideño, el pasado 12 de noviembre, "no ha parado de bajar la tasa de contagios". De hecho ha recalcado que hace un mes y seis días la incidencia rondaba los 1.200 casos por 100.000 habitantes en los 14 días previos y ahora está por debajo de 200.

 

El alcalde ha apostillado que está "un poco cansado" y ha planteado a la Junta que "hay otras cosas relacionadas con la pandemia, no la gente por las calles con sus mascarillas dando un paseo, eso está demostrado empíricamente que no es el problema".

 

De hecho, ha insinuado que a algunos "parece que les traiciona el subconsciente, y les ha molestado que hay cosas que pensaban que iban a funcionar mal, pero no han funcionado mal". Al mismo tiempo ha lamentado que "a veces parece" que hay "poca confianza" en las entidades locales por parte de otras administraciones.

 

En cualquier caso, el alcalde ha recordado que el Ayuntamiento recomienda a los ciudadanos que eviten aglomerarse, si bien ha matizado que no esperan que las concentraciones de personas sean ya mayores de las que ha habido en las anteriores semanas. "La ventaja de encender el 12 de noviembre es que ya no hay efecto novedad", ha apuntado, al tiempo que ha añadido que "la población necesita un poco de alegría inocua".

 

No obstante, Puente ha subrayado que el Ayuntamiento comparte otras recomendaciones del Gobierno regional, como anticipar las compras navideñas, utilizar siempre mascarillas e hidrogeles y "extremar medidas en interiores", así como no programar eventos como conciertos de villancicos o espectáculos audiovisuales que se hacían otros años.

 

En cuanto a la adopción de medidas más restrictivas por parte del Gobierno regional, Puente no se ha pronunciado y se remite a lo que determinen las autoridades sanitarias. De hecho, no ha querido opinar si "deben ser más severos o menos".

 

La reflexión del primer edil ha ido más enfocada a las "muchas cosas" que todavía se desconocen sobre la pandemia del coronavirus. "El conjunto de país crece en incidencia y aquí seguimos bajando. Países que mirábamos con envidia en la primera ola, como Alemania, parece que ahora están fuera de control", ha repasado.

 

Eso sí, ha recalcado que sí que ha quedado claro que la reducción de la movilidad e interacciones sociales conlleva un descenso de las cifras de contagios y por ello a las autoridades sanitarias les corresponde decidir "en qué grado deben producirse esas limitaciones".