Puente respalda a Gato: "No tiene trascendencia práctica"

El alcalde se pregunta "qué daño se ha hecho" con esta firma de tres trabajadores contratados por funcionarios de la concejalía sin acceso del Concejal de Hacienda.

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha afirmado hoy 2 de mayo que no hay razón para expedientar o cesar al concejal de Hacienda del Ayuntamiento, Antonio Gato, por no haberse abstenido de la firma del contrato de su cuñada como trabajadora municipal y volverá a contestar al Procurador del Común para fundamentar su negativa.

 

El regidor vallisoletano ha manifestado, en declaraciones a los medios de comunicación, su postura sobre la resolución en la que el Procurador del Común, Javier Amoedo, le requiere que conteste a la solicitud del Partido Popular de apertura de un procedimiento sancionador a Gato por el citado asunto.

 

El regidor ha asegurado que ya envió un escrito "fundamentado" al Procurador en el que señalaba que la firma por parte de Gato no tenía "transcendencia práctica", de modo que ha aseverado que se lo volverá a fundamentar. "Hay un informe del secretario general del Ayuntamiento en el que dice que es un error subsanable, un vicio de forma, que no tiene transcendencia sobre el fondo del asunto", ha recordado.

 

De hecho, se ha preguntado que "no hay razón para abrir expediente" al concejal socialista y, al ser preguntado por la petición de cese que ha hecho el portavoz del Grupo Municipal Popular, Antonio Martínez Bermejo, se ha preguntado que "qué daño se ha hecho" con esta firma.

 

Según Puente, se trata de "otro caso de los que el PP, en lugar de trabajar para hacer alguna propuesta para la ciudad" pretende ver qué puede encontrar al equipo de Gobierno. "Eso es lo que nos espera hasta las Elecciones", ha augurado el primer edil.

 

De hecho, ha criticado que el PP ha "dado vueltas" a distintos casos en los tres años de mandato y ha recordado que comenzó con la gestión de la apertura de los comedores escolares en verano, cuando "había un daño tremendo", pero se ha "olvidado".

 

Por ello, Óscar Puente ha apostillado que "las únicas irregularidades que ha habido en el Ayuntamiento de Valladolid las han protagonizado ellos -el Partido Popular-" y ha recordado que "están en el banquillo", en referencia al recientemente aplazado juicio al que se enfrentan el exalcalde Francisco Javier León de la Riva y los exconcejales del PP Manuel Sánchez y Alfredo Blanco por la firma de las Cartas de Conformidad del préstamo de la operación ferroviaria.

 

El alcalde ha recordado que ya explicó al Procurador del Común que la contratación de la familiar del concejal de Hacienda correspondía al Área de Medio Ambiente, "que está en manos de un partido político distinto al que pertenece Antonio Gato -Toma la Palabra-".

 

Además, ha señalado que el órgano de contratación estuvo compuesto por funcionarios de la concejalía, sin acceso del edil, que "lo que hizo fue firmar" los contratos una vez estaban seleccionados los tres trabajadores, "como hace con todo el personal que se contrata en el Ayuntamiento", si bien en ese caso se daba la circunstancia de que una de las personas era familiar suyo.

 

Pero Puente ha aseverado que ese hecho no tenía "nada de nada de nada" de "transcendencia práctica", ya que la trabajadora, que ya concluyó su relación contractual con el Ayuntamiento, según Puente, no tuvo "ni ventaja ni inconveniente", pues accedió al proceso tras ser seleccionada por el Ecyl y se determinó que tenía el primer lugar en el concurso.

 

Asimismo, ha destacado que "ni siquiera el PP ha cuestionado la bondad de la contratación" y ha considerado que si el partido de la oposición municipal dijera que a esa persona se la había contratado "a dedo" lo que tendría que hacer es "irse a los tribunales de Justicia".

 

"Pero no lo hace, lo que dice es que tengo que abrir un expediente porque lo ha firmado cuando no tenía que haberlo firmado, y no hay razón para abrirlo", ha aseverado el alcalde.

Noticias relacionadas