Puente ha reprochado a León de la Riva que declarase "no saber lo que firmaba" cuando era alcalde

Óscar Puente en el balcón del Ayuntamiento de Valladolid.

"No se corresponde con la actuación habitual de los políticos de este país, que piensan lo que hacen, cuidan lo que firman, saben lo que se les comunica y toman las decisiones con responsabilidad".

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha criticado este miércoles que el exregidor, Francisco Javier León de la Riva, diera a entender en su declaración este martes ante el Juzgado de Instrucción número 4 sobre la firma de la Carta de Conformidad que "no sabe lo que firma", pues ha defendido que eso "no se corresponde con la actuación habitual de los políticos de este país, que piensan lo que hacen, cuidan lo que firman, saben lo que se les comunica y toman las decisiones con responsabilidad".

 

En declaraciones a los medios de comunicación, el regidor vallisoletano a reflexionado que cree "desolador para el ciudadano" escuchar que un responsable político que ha sido 20 años alcalde de la ciudad "firmaba las cosas sin saber lo que firmaba".

 

"Estas declaraciones no se corresponden con la actuación habitual de los políticos de este país, que piensan lo que hacen, cuidan lo que firman, saben lo que se les comunica y toman las decisiones con responsabilidad", ha asegurado el alcalde socialista, quien ha querido lanzar un "mensaje de tranquilidad" a los ciudadanos sobre el buen hacer de los políticos.

 

Puente ha reprochado que al ciudadano "no se le puede trasladar esa sensación" de que los políticos no se enteran de lo que pasa y que no saben lo que firman, pues ha recalcado que el "papel" de la Carta de Conformidad, pues supuso el compromiso del Ayuntamiento de Valladolid con la parte correspondiente de la deuda de la Sociedad Alta Velocidad (SVAV), 100 millones de euros.

 

Así, ha recordado que los representantes públicos que comparecen en un Juzgado tienen "difícil conciliar" la posición de imputado, "que tiene derecho a no decir la verdad", con la del político "que tiene que guardar cierta consideración hacia los ciudadanos y preservar el prestigio que ha podido acumular".

 

En todo caso, ha considerado poco creíble que se diga que el exalcalde y los concejales no supieran lo que se había firmado en tres cartas de conformidad.

Noticias relacionadas