Cyl dots mini

Puente ensalza a las Carmelitas para "recuperar las señas de identidad históricas" de Valladolid

El alcalde ha asistido al evento de la conmemoración del 450 aniversario de la Fundación Santa Teresa en la ciudad.

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha ensalzado hoy 15 de agosto la importancia de la orden y el convento de las Carmelitas Descalzas de Santa Teresa para "recuperar las señas de identidad históricas" de Valladolid y "contribuir a hacer ciudad".

 

Puente ha asistido este miércoles junto a la concejal de Cultura y Turismo, Ana Redondo, al evento de la conmemoración del 450 aniversario de la Fundación Santa Teresa en Valladolid, que se ha celebrado en el convento de las Carmelitas Descalzas para "dar a conocer" este espacio "desconocido" de la ciudad. Ambos han estado presentes en la Eucaristía oficiada por el cardenal arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez.

 

En este sentido, el alcalde ha atribuido la "explosión de turismo" que vive Valladolid al "descorrimiento de ese velo que cubre una parte de la historia tan grandiosa de la ciudad". Por ello, ha querido acompañar a las religiosas en esta conmemoración para subrayar así el "valor histórico" del edificio que habitan y lo que ha sucedido en él a lo largo de la historia.

 

"Es uno de los edificios más desconocidos de la ciudad, incluso para los propios vallisoletanos, pero alberga tesoros de valor incalculable", ha señalado el alcalde, tales como la celda que ocupaba Santa Teresa de Jesús cuando acudía a Valladolid, la mayor colección de sus cartas manuscritas, un Cristo crucificado obra de Juan de Juni y un Cristo atado a la columna de Gregorio Fernández.

 

Por su parte, el vicepresidente de la Diputación de Valladolid, Víctor Alonso, ha suscrito las palabras de Puente al señalar que el convento de las Carmelitas Descalzas es un lugar "emblemático" y un "atractivo" de la ciudad pero, a pesar de ello, "no tan conocido como debería".

 

HISTORIA Y RESTAURACIÓN

 

Santa Teresa recaló en Valladolid en el verano de 1568 para establecer en la ciudad su cuarta fundación pero, además de la visita fundacional que ahora se conmemora, prolongada desde agosto de 1568 hasta febrero de 1569, la presencia de la monja reformadora se volvió a repetir en cinco ocasiones, la última pocos días antes de su muerte.

 

Con motivo de la conmemoración de esrta efeméride, la Junta de Castilla y León puso en marcha un plan para restaurar las ermitas de la Virgen del Carmen, del siglo XVI, y la del Santo Cristo, del siglo XVII, que se encuentran en la huerta del convento.