Cyl dots mini

Puente, en el homenaje: "Hay héroes sin capa que llevan casi cinco meses dejándose la piel"

Óscar Puente, alcalde de Valladolid, durante su intervención en el homenaje. JUAN POSTIGO

"La pérdida de un ser querido supone, sin duda, la experiencia más dura a la que cualquier persona puede enfrentarse", ha hecho ver el alcalde en su discurso del homenaje

No quería quedarse atrás. El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, quiso hablar en el homenaje rendido este lunes a las víctimas del coronavirus para referirse, más allá de los "fríos y trágicos números" de la pandemia, de "cada una de las víctimas tenía nombre y apellidos, una trayectoria vital, ilusiones por cumplir, amigos y vecinos con los que se relacionaban y, sobre todo, una familia con la que compartían su existencia".

 

Por ello, ha querido trasladar las condolencias y consuelo a esas familias ante su aflicción "porque la pérdida de un ser querido supone, sin duda, la experiencia más dura a la que cualquier persona puede enfrentarse".

 

El regidor ha subido al estrado acompañado por representantes de los cinco grupos municipales en una imagen de unidad política, con los portavoces socialista, Pedro Herrero; de Ciudadanos, Martín Fernández Antolín; de VTLP, María Sánchez; de Vox, Javier García Bartolomé; y la viceportavoz 'popular' María de Diego, ya que Pilar del Olmo no ha podido asistir.

 

El recuerdo ha estado en las víctimas mortales en todo el mundo, el país y la provincia, las cuales según ha reconocido el regidor "pueden ser perfectamente el doble" de la cifra oficial --28.422 en toda España y 394 en los hospitales de Valladolid-- porque ese dato recoge afectados y fallecidos a los que se ha podido realizar la prueba diagnóstica de la enfermedad.

 

Sin embargo, ha precisado que, a falta de datos por municipios, a esas 394 personas fallecidas en centros hospitalarios de la provincia han de sumarse las 425 en residencias de mayores con test confirmado o con síntomas compatibles con la enfermedad, y las que murieron en su propio domicilio, aunque de estos no haya datos oficiales.

 

"En total al menos 800 personas han perdido la vida en nuestra provincia como consecuencia de la pandemia COVID-19", ha aseverado Puente antes de pedir a los asistentes.

 

Además, ha añadido las agravantes de esta situación, como la alarma sanitaria, que ha impedido a los familiares acompañar a los seres queridos en su enfermedad, ni poder realizar ritos funerarios de despedida.

 

MENCIÓN A LOS MAYORES

Y, así, ha querido "hacer una especial mención" a los mayores, con quienes la enfermedad ha sido "especialmente cruel", lo que ha llevado a despedir a muchos integrantes de "una admirable generación formada por quienes se sobrepusieron a la tragedia de la guerra y a la larga y gris posguerra, por quienes trabajaron infatigablemente para sacar adelante a sus familias, por quienes trajeron la libertad y la democracia a este país, y por quienes, ya jubilados, se vieron obligados a ayudar a sus hijos a sortear las dificultades de la crisis que empezó en 2008".

 

Ante toda esta tragedia, el primer edil ha querido destacar el lado positivo que supone, en su opinión, que "se ha demostrado que nuestra sociedad es altruista, generosa y responsable con sus obligaciones". Como ejemplo de ello ha situado a los numerosos profesionales de distintos ámbitos que han estado en esa "primera línea de lucha".

 

Así, ha citado a los "héroes sin capa" que "llevan casi cinco meses dejándose la piel para salvar vidas" pese a exponer la suya, los médicos, enfermeras, auxiliares, celadores, limpiadores, conductores de ambulancia, personal administrativo, y todas aquellas otras personas que trabajan en hospitales y centros sanitarios, a quienes a reiterado la gratitud que la sociedad ya les mostraba en los aplausos de las 8 de la tarde durante los peores días de la pandemia.

 

En este punto, ha comenzado a citar también durante varios minutos, a los profesionales de otros servicios esenciales, desde fuerzas de seguridad hasta quiosqueros, que "han desempeñado una labor imprescindible, en muy diversos ámbitos, para garantizar el funcionamiento de nuestra sociedad en estos tiempos tan difíciles".

 

Ha finalizado con una mención a los trabajadores del Ayuntamiento, a quienes ha manifestado el "orgullo" que supone para él estar al frente de una plantilla "tan profesional y comprometida".

 

Pero alcalde de la ciudad ha animado a los vallisoletanos a que este homenaje tras tanto sufrimiento sirva para la concienciación colectiva, porque "el drama aun no ha concluido", ya que el virus continúa activo y aunque se ha podido aprender de su "naturaleza" y mejorado los tratamientos, aun se está "lejos de erradicarlo como amenaza" para la vida y la economía.

 

El discurso del regidor ha finalizado con un nuevo un llamamiento a la responsabilidad colectiva de los que, como él, han tenido "la suerte de no haber contraído la enfermedad o de haberla superado" por la memoria de quienes no lo consiguieron y por aquellos a quienes hoy se reconoce su trabajo y su sacrificio.

 

Por ello, ha aseverado que, mientras no se halle una cura o una vacuna, "está en nuestras manos, con nuestro comportamiento, evitar que esta tragedia se cobre nuevas vidas".

Noticias relacionadas