Puente dice que no hubo botellón en la Plaza Zorrilla, sino "jóvenes comiendo hamburguesas"

La Policía ha aconsejado al Ayuntamiento que durante el invierno procedan al cierre del Campo Grande a las 21 horas. El alcalde de Valladolid desmiente agresiones, lanzamiento de botellas y consumo de alcohol en la vía pública.

No hubo macrobotellón en la Plaza Zorrilla y Campo Grande. Tan solo era un numeroso grupo de jóvenes que merendaban con productos de las dos hamburgueserías ubicadas en Acera de Recoletos. Así lo ha aclarado el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, con informe policial en la mano, en la que se desmiente que “hubiera agresiones, peleas, lanzamiento de botellas a los viandantes y denuncias por consumo de alcohol en la vía pública”, tal y como se ha publicado.

 

Óscar Puente confirma que, prácticamente, todos los fines de semana, se citan en el entorno de la Plaza Zorrilla jóvenes de entre 12 y 18 años que acuden a las dos hamburgueserías (Burguer King y TGB). “Ellos sacan sus consumiciones al exterior y lo comen en la Plaza de Zorrilla e incluso en el Campo Grande. Es verdad que dejan basura, pero no es cierto que beban alcohol en la vía pública”.

 

El informe de la Policía de Valladolid, que descarta que hubiera agresión a un vigilante del Burguer King o lanzamiento de botellas a los viandantes, aconseja que durante el invierno el cierre del Campo Grande se adelante una hora, a las 21 horas. Óscar Puente dice que es una medida razonable para garantizar la seguridad de esos menores que se introducen en el parque a “consumir la merienda” para evitar así “posibles robos o agresiones”.

 

Puente ha explicado que durante el fin de semana, la Policía ha tramitado varias denuncias por consumo de alcohol en la vía pública (18 en la zona de Curtidores y una en Moreras) y reitera que ninguna en el Campo Grande y en la Plaza de Zorrilla. Mientras que hubo una denuncia de un local, ubicado en la calle Galatea 2, que se quejó de que un grupo de jóvenes insultaron al personal y provocaron daños en una pared.

 

El alcalde ha confirmado que tres coches patrullas estuvieron en el Campo Grande y que quizá lo publicado responsa al “exceso de algún vecino que le moleste la concentración de menores en esta zona”.

 

Noticias relacionadas