Puente destaca “el nivel cultural, festivo y participativo” de las Fiestas 2015...

José Luis Bellido, Ana Redondo, Óscar Puente, Julia González y Carlos Castro. A.MINGUEZA

El alcalde de Valladolid no es partidario de medidas coercitivas para solucionar el botellón de Moreras y el excesivo consumo de alcohol y sí del diálogo con los más jóvenes. 

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha defendido que las fiestas vallisoletanas de 2015 que acaban de concluir han gozado de “un gran nivel cultural, festivo y sobre todo participativo”. En el lado opuesto de la balanza, desde el Ayuntamiento explican que les preocupa el excesivo consumo de alcohol en algunos puntos de la ciudad.

 

No obstante, Puente cuando ha sido preguntado por el macrobotellón de las Moreras ha dicho que “hay que aprender de la experiencia con la vía de la colaboración” y no apuesta por el uso de medidas coercitivas, pues piensa que “la imposición no funciona y puede causar un efecto de reacción”. Piensa que hay que continuar con la campaña de concienciación del consumo del alcohol

 

Así lo ha explicado en una rueda de prensa en el que se han valorado las fiestas de Valladolid, con la presencia de la concejal de Festejos, Ana Redondo; el presidente de la Federación de Casas Regionales, José Luis Bellido; Carlos Castro, de la Asociación de Hosteleros y Julia González, la jefe de la Policía Municipal.

 

Puente ha valorado el impacto económico en 1,3 millones de euros en pernoctaciones de estos días; y ha destacado que desde el pasado jueves la ciudad ha rozado el lleno hotelero. También ha sido muy superior el número de visitantes, con 18.000 personas atendidas en los puntos turísticos. Los conciertos en la Plaza Mayor han vuelto a ser masivos, especialmente el de los Celtas Cortos que superó los 22.000 espectadores y Macaco con 20.000.

 

No obstante, la concejal de Fiestas, Ana Redondo, ha valorado el que los 21 barrios de Valladolid hayan tenido actuaciones musicales, que han contado con más de 21.000 personas. Puente cree que el pregón de Fiestas de Celtas fue un ejemplo de participación y lo ha calificado personalmente como “uno de los momentos más emotivos” de su vida.

 

El regidor ha dicho que las intervenciones por incidencias han sido inferiores a las de 2014 y a la media; aunque ha asumido la responsabilidad del Ayuntamiento en el excesivo consumo de alcohol y la utilización de la vía pública para necesidades que no son propias de sus funciones. En este sentido, Puente ha asegurado que se han retirado 3.000 toneladas de residuos estos diez días.

 

Por su parte, Carlos Castro, de la Asociación de Hosteleros, ha hecho un balance muy positivo y cree que las nuevas zonas de casetas, como Ferrari, han contado con una afluencia extraordinaria. Por su parte, el presidente de la Federación de Casas Regionales, José Luis Bellido ha cifrado en un 5 por ciento el aumento de la afluencia de visitantes con respecto al año anterior.

 

Por último, Julia González, la jefa de Policía ha calificado las fiestas como “tranquilas” y sin “incidentes reseñables” dando las gracias por el compartimiento cívico a los ciudadanos de Valladolid. De los 1.248 conductores que se han sometido a las pruebas de alcoholemia solo 17 han dado positivo; asimismo se han producido trece detenciones. 

Noticias relacionadas