Puente desea convertir la Plaza Mayor de Valladolid en el "festival de música gratuita más importante de España"

La Plaza Mayor, durante un concierto. AYTO. VALLADOLID

Tras la "tremenda" repercusión nacional e internacional en redes sociales de conciertos como el de Bad Gyal o Franz Ferdinand.

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha reconocido su aspiración de convertir la Plaza Mayor de la ciudad en un espacio para el "festival de música gratuita más importante de España" tras la "tremenda" repercusión nacional e internacional en redes sociales de conciertos como el de Bad Gyal o Franz Ferdinand.

 

"En esta semana nadie se me ha quejado de las fiestas", ha asegurado, un valor "positivo" que le anima a seguir "peleando" en la misma línea. De este modo, Puente ha realizado un balance "muy positivo" de las fiestas ya que todas las actividades que estaban previstas han contado con una "enorme" afluencia de público.

 

En total, en el espacio de la Plaza Mayor, Protección Civil ha cuantificado en torno a 180.000 personas -20.000 más que el año pasado, debido al aumento de aforo que ha supuesto la supresión de los accesos al parking-. "La asistencia media ha sido más alta aunque el cierre total de la plaza se ha realizado en dos ocasiones: durante los conciertos de Gloria Gaynor y Camela", ha confirmado Puente.

 

Mientras, se realizaron cortes parciales en los accesos laterales durante los conciertos de Franz Ferdinand, Bad Gyal y en el concierto de DJ's de Los 40 Principales. Además, los conciertos de Ana Belén y Maldirta Nerea "también han registrado un lleno, si bien no ha sido necesario tener que cortar los accesos", ha agregado el regidor.

 

En general, ha señalado, la asistencia ha estado en torno a los 20.000 espectadores, a excepción del día de arranque y del miércoles, cuando se celebró el festival Valladolindie -con las actuaciones de Siloé, Dorian y Corizonas-, que, a pesar de haber sido el día "más flojo", reunió a cerca de 17.000 espectadores.

 

FERIA DE DÍA

 

Por otro lado, en lo que respecta a la asistencia durante el mediodía, los hosteleros han trasladado al alcalde su percepción de un "incremento importante de recaudación y de asistentes a la Feria de Día", que ha funcionado mejor gracias a las temperaturas "suaves".

 

"Venimos de fiestas de mucho calor que beneficiaban a la actividad nocturna pero perjudicaban bastante a la feria de día", ha recordado el alcalde.

 

INCIDENCIAS Y SEGURIDAD

 

En lo que respecta al ámbito de la seguridad, Puente ha señalado que se ha registrado el ingreso de tres menores por intoxicaciones etílicas, una cifra "sustancialmente inferior a la habitual en este tipo de ocasiones".

 

En este sentido, el alcalde ha afirmado que la fiesta ha discurrido con "tremenda normalidad" y "sin incidencias destacables" más allá de las peleas registradas en la zona de la plaza Martí y Monsó. "La verdad es que nada destacable ni importante para diez días de fiesta con tanta presencia e intensidad", ha indicado.

 

Una afirmación que ha secundado también el concejal de Salud Pública y Seguridad Ciudadana, José Antonio Otero, quien ha reafirmado que ha habido "muy pocas incidencias, lo que habla muy a favor de que los ciudadanos de Valladolid cada vez tienen un comportamiento más cívico".

 

No obstante, ha recordado una incidencia, "afortunadamente sin mayor trascendencia", en la que se vio implicada una menor que sufrió acoso por parte de otros tres menores que ya han sido detenidos.

 

IMPACTO TURÍSTICO

 

Por su parte, la concejal de Cultura y Turismo, Ana Redondo, ha indicado que, "a falta de datos definitivos", el número de pernoctaciones durante el primer fin de semana de fiestas rondó el 95 por ciento, según datos del propio sector hotelero, una cifra que durante el segundo y último fin de semana ronda el 85 por ciento.

 

Mientras, la ocupación media durante todas la semana ha sido de un 55 por ciento y el impacto económico ha supuesto en torno a dos millones de euros.

 

Redondo, que ha recalcado que esta sea "probablemente la actividad más rentable para la ciudad", ha animado a mirar más allá de los datos económicos para prestar atención también al impacto social y cultural de las fiestas. En este sentido, ha destacado que la participación ha sido "muy elevada", lo que se traduce en un "alto grado de bienestar" para la ciudadanía, que es lo que coloca a las ciudades en los ranking internacionales de calidad de vida.

 

Por otro lado, ha recordado que el impacto en redes deriva en una imagen de ciudad "realmente interesante" para el turista futuro. "La imagen de ciudad es lo que mueve, en buena parte, al turismo a la hora de seleccionar un destino y estas fiestas han posicionado a la marca de Valladolid como una de las más interesantes", ha aseverado.

Noticias relacionadas