Puente considera que las Cartas de Conformidad no tienen comparación con la novación del préstamo

Óscar Puente, en su despacho. SERGIO SANZ

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha defendido este jueves que la novación del préstamo de la Sociedad Alta Velocidad (SVAV) en abril de 2016 no tiene comparación con la firma de las cartas de conformidad por parte del exregidor del Partido Popular, Francisco Javier León de la Riva, y ha apuntado que la primera operación no supuso "coste alguno" para el Ayuntamiento.

 

Así lo ha apuntado Puente este jueves en declaraciones a los medios de comunicación después de que el interventor municipal, Rafael Salgado, haya asegurado en la Comisión de Investigación que opinaba que la firma del contrato de novación por parte del Ayuntamiento debería haberse sometido al Pleno municipal y que el portavoz del Grupo Popular, Antonio Martínez Bermejo, haya comparado ese hecho con la firma de la Carta de Conformidad en 2011 por parte del exprimer edil por la que será juzgado por presuntos delitos de prevaricación y falsedad documental.

 

El alcalde socialista ha aseverado que no entiende ese "paralelismo" pues la novación fue un "aplazamiento del préstamo" de 404 millones de euros, que dejó pendiente el Partido Popular, para intentar "salvar la sociedad" y que, ha afirmado, no tuvo coste para el Ayuntamiento.

 

"Comparar eso con las cartas de conformidad demuestra dónde está el PP", ha apostillado Puente, quien ha recordado que por estos documentos se celebrará un juicio en el que se pide a León de la Riva nueve años de cárcel.