Puente asegura que Valladolid no es enemigo del coche
Cyl dots mini

Puente asegura que Valladolid no es enemigo del coche

El alcalde ha participado en Madrid en un foro inaugurado por la ministra Raquel Sánchez centrado en la racionalización del uso del vehículo privado

El alcalde de la capital vallisoletana, el socialista Óscar Puente, considera una auténtica "paradoja" que la iniciativa 'Valladolid Ciudad Verde' sobre movilidad sostenible se encuentre actualmente judicializada por el PP y, al mismo tiempo, haya sido reconocida no solo en España sino también mundialmente.

 

Es la reflexión que el regidor vallisoletano ha trasladado este viernes al foro celebrado en Madrid bajo el lema 'Seguridad, salud y sostenibilidad: los retos de la movilidad urbana' en el que ha participado junto a los alcaldes y alcaldesas de Gijón, A Coruña, Valencia y Córdoba, y en el que ha reafirmado la apuesta por la movilidad sostenible.

 

De hecho, Puente ha comenzado su intervención con un agradecimiento a la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, y a Teresa Ribera porque también el Ministerio de Transición Ecológica ha distinguido en los Premios 'Semana Española de la Movilidad Sostenible' al Ayuntamiento de la capital del Pisuerga, en la categoría de municipios de más de 100.000 habitantes, como ganador por su medida 'Valladolid Ciudad Verde'.

 

Y el alcalde ha contrapuesto este galardón concedido a nivel estatal y el reconocimiento internacional por parte de la Fundación Al Gore con la paralización de las medidas de movilidad sostenible que pretende el PP por la vía judicial. Por eso, Puente ha deducido que "aunque las metas están claras, los ritmos y las fórmulas no lo están tanto y depende muchas veces del color político que está gobernando". "El proyecto de movilidad sostenible, sana y segura está impugnado por la oposición", ha lamentado el alcalde.

 

Puente discrepa de la idea de que el automóvil se ha convertido en un medio de transporte mayoritario, y lo hace desde la perspectiva de la experiencia vivida en Valladolid, donde, como así ha subrayado, los desplazamientos pie superan el 50 por ciento; el transporte público está en el 20 y la bicicleta tenía un 4 por ciento, con lo que "los desplazamientos con el vehículo privado apenas llegan al 30 por ciento, el problema es que estos últimos ocupan el 80 por ciento del espacio, y por eso lo que hay que hacer es facionalizar ese espacio".

 

"NO SOMOS ENEMIGOS DEL COCHE"

 

"No somos enemigos del coche, sino que somos partidarios de racionalizar su uso", ha subrayado el alcalde de Valladolid, convencido de que en el futuro se producirá una transformación en la forma de utilizarlo, al tiempo que ha recordado que "el coche lleva más de un siglo incorporándose a las calles sin ningún tipo de regulación, conforme a una política de hechos consumados, sin ningún plan previo de movilidad", de ahí que ahora toque "retirar los vehículos de las calles y ello obliga a diseñar programas muy complejos desde el punto de vista jurídico".

 

Así, el alcalde lamenta que "el coche se ha adueñado del espacio público y sacarlo de él resulta costoso", pese a lo cual el Ayuntamiento de Valladolid está aplicando "medidas sencillas con un urbanismo táctico", en alusión a la creación de carriles bici, plataformas prioritarias para el autobús y peatonalizaciones de calles en el centro para generar un espacio de convivencia de las personas.

 

Sobre la captación de los fondos europeos y la colaboración público-privada, Puente ha asegurado que es fundamental, aunque a renglón seguido ha precisado que es partidario de que los poderes públicos fijen los proyectos para que después sean ejecutados por las empresas.

 

En este sentido, ha puesto el ejemplo de la peatonalización integral de la Plaza Mayor tras la construcción de los túneles de acceso y salida desde las calles Manzana y Jesús. La iniciativa fue promovida por el Ayuntamiento y ejecutada por Acciona.

 

El procedimiento será similar en los proyectos municipales de movilidad vertical de Parquesol, con la construcción de los elevadores en las laderas de este barrio.

 

"Los fondos de la UE para la recuperación son una oportunidad", según ha añadido el alcalde de Valladolid, una ciudad que, según ha indicado, ha trabajado con diligencia y rigor para poder presentar los proyectos antes del 30 de septiembre.

 

En este foro, la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha expresado su optimismo porque en la tarea de "repensar" el modelo del futuro están ciudades como Valladolid y las que han participado en el debate. Asimismo, ha confirmado que los fondos europeos para rehabilitación y movilidad sostenible, cifrados en 6.500 millones de euros, contribuirán a la descarbonización por ejemplo en proyectos municipales.

 

"Debemos cambiar nuestros patrones de conducta". Ha sido el mensaje de la ministra Raquel Sánchez, partidaria de concebir las ciudades como lugares de encuentro.

 

Con el propósito de analizar los principales desafíos en este ámbito, y coincidiendo con la Semana Europea de la Movilidad, 'El País' y Acciona han celebrado el foro Seguridad, salud y sostenibilidad: los retos de la movilidad urbana.

 

El encuentro ha contado con la participación de la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez; y los alcaldes de Gijón, Ana González; A Coruña, Inés Rey; Valencia, Joan Ribó; Valladolid, Óscar Puente; y Córdoba, José María Bellido; así como con el director general adjunto de Movilidad y Transporte de la Comisión Europea, Matthew Baldwin.