Pueblos, parques y museos: estos son algunos planes para descubrir la provincia de Valladolid en agosto

Imagen de la villa amurallada de Urueña.

La provincia de Valladolid puede ofrecernos alternativas a una ciudad que se vacía durante agosto

Valladolid en agosto es para valientes. La ciudad se vacía, los comercios, restaurantes y bares cogen unas merecidas vacaciones y las altas temperaturas hacen que la urbe se mantenga desierta en gran parte del día. Tan solo a última hora de la tarde es cuando los últimos autóctonos se mezclan con grupos de turistas mapa en mano y disfrutan de una ciudad que en agosto hace una pausa.

 

La provincia de Valladolid, en cambio, puede ofrecernos alternativas al asfalto de la ciudad para hacer una escapada durante el fin de semana. Valladolid está llena de pueblos y rincones que bien merecen una visita. En Tribuna Valladolid te queremos echar una mano y te presentamos algunas escapadas para este mes de agosto. La premisa, que puedas llegar de la forma más sencilla posible, en transporte o con vehículo privado. El tope: menos de una hora de viaje.

 

Entre todos los magníficos pueblos hay uno que posee un distintivo especial. No siempre se puede visitar uno de los pueblos más bonitos de España y en pocas ocasiones lo tenemos tan cerca. La localidad de Urueña presume, además de ser la única villa del libro de España, de un distintivo que otorga a la población un lugar realmente especial en el mapa.

 

Al pueblo se llega en un tiempo aproximado de media hora desde la capital vallisoletana y posee un conjunto de callejuelas, librerías, pavimento empedrado e incluso una muralla donde asomarse y degustar el vasto páramo de la meseta castellana. Imprescindible sería acabar la jornada disfrutando del atardecer desde lo alto de la misma.

 

En el caso de que utilicemos el transporte en bus para acceder a la localidad, disponemos de buses diarios desde la Estación de Autobuses de Valladolid y desde Medina de Rioseco.

 

La villa romana de Almenara-Puras, situada cerca de la localidad de Olmedo, es un museo arqueológico, además de un espacio para descubrir la huella de la civilización romana en la provincia. Allí no solo podrás ver restos arqueológicos de una verdadera gran villa de la época, también tendrás unos amplios mosaicos de una conservación excepcional.

 

Hasta allí se puede llegar en coche en poco más de cuarenta minutos y pasar unas cuantas horas visitando los espacios de la villa y el museo. El precio de la entrada ronda los 3 euros, con descuentos a estudiantes y jubilados.

 

Por último, proponemos un plan para disfrutar sobre todo en familia. Si todavía no has visitado el Valle de los Seis Sentidos, en la localidad de Renedo de Esgueva, con tus hijos (o en compañía de amigos) esta es una buena oportunidad. El precio de la entrada es de cuatro euros, aunque los menores de tres años tienen el acceso libre.

 

En el mismo podrás disfrutar de tirolinas, parques infantiles y diversas atracciones donde los más pequeños de la casa son los reyes. Los padres también podrán disfrutar de un entorno de amplia vegetación y zonas de recreo.

 

Hasta el recinto se puede acceder utilizando vehículo privado y la distancia desde la capital no supera los veinte minutos. Una última propuesta para degustar el mes de agosto en Valladolid, aunque ya saben, siempre hay infinidad de nuevos lugares por descubrir.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: