Pucela de Ramos y sufrimiento
Tribuna mini Saltar publicidad
Banner va ciudad pro%cc%81xima 800x800 tribuna file
Cyl dots mini

Pucela de Ramos y sufrimiento

A. MINGUEZA
Ver album

El Real Valladolid venció al Córdoba (2-1) en un partido flojo por parte de ambos equipos, pero importante en cuanto al resultado.

REAL VALLADOLID: Becerra; Moyano, Álex Pérez, Rafa, Balbi; Míchel (Espinoza, min. 85), Guitián, Jordán; Jose (Ángel, min. 63), De Tomás (Sergio Marcos, min. 82) y Mata.

 

CÓRDOBA: Kieszek; Caro, Héctor Rodas (Luso, min. 6), Deivid, Bergdich (Alfaro, min. 61); Aguza, Edu Ramos (Markovic, min. 76), Javi Lara; Pedro Ríos, Rodri y Javi Galán.

 

GOLES: 1-0, minuto 24: Jose; 2-0, minuto 72: Mata; 2-1, minuto 79: Alfaro.

 

ÁRBITRO: González Fuertes, del colegio asturiano, asistido en las bandas por Orellana Benítez y Villabeirán Souto. Mostró tarjeta amarilla a los visitantes Luso y Devid.

 

Incidencias: Partido correspondiente a la Jornada 33 de LaLiga 1|2|3. 6.690 espectadores presenciaron el encuentro, disputado en Zorrilla.

Lo mejor, el resultado. El Real Valladolid se impuso al Córdoba por 2-1 y, pese a tener una ventaja de dos goles, acabó sufriendo tras el tanto de Alfaro. Jose y Mata hicieron los primeros de la mañana para premiar a los menos de 7.000 aficionados que presenciaron un encuentro flojo en este Domingo de Ramos.

 

No le sentó nada bien a los dos equipos jugar a las 12:00 horas. Villar se resintió en el calentamiento de sus molestias y Paco Herrera tuvo que mover las piezas del tablero. Jose pasó a jugar en su lugar y Drazic entró en la convocatoria. Aunque no fue la única circunstancia por lesión, ya que Héctor Rodas solo aguantó cinco minutos sobre el césped, dejando su puesto en el eje de la zaga a Luso.

 

Mientras tanto, el Pucela ya había dado algún susto en forma de acercamiento al área de Kieszek. Raúl de Tomás cogió los galones y estuvo en todas esas acciones de peligro, acompañado por Mata y Jose. Y es que hasta el minuto 15 el Córdoba no hiló una jugada decente para crear peligro, aunque el disparo de Aguza, tras dejada del exblanquivioleta Rodri, se marchó alto.

 

La más clara hasta el momento se produjo antes de llegar al ecuador del primer acto. Kieszek le ganó la partida a Mata en un disparo forzado, y casi desde la línea de fondo, que acabó en saque de esquina. El Real Valladolid se entonó y en la siguiente jugada marcó el 1-0, tras una buena acción de Jose por la derecha que finalizó con un preciso tiro cruzado para superar al meta polaco.

 

El gol espabiló un poco al Córdoba, que empezó a tener más presencia en campo contrario. Pasada la media hora, Becerra tuvo que emplearse a fondo para despejar un buen cabezazo de Luso, tras el saque de falta de Javi Lara. Gran susto que advirtió a los blanquivioletas, porque su rival siguió en la parcela local. Aunque rozó el segundo en una acción anulada por un dudoso fuera de juego que culminó Mata con una picadita de 'súperclase'.

 

Pero no cesó el peligro en el área blanquivioleta y Becerra tuvo que intervenir de nuevo para sacar con las piernas el remate de Pedro Ríos. Más tarde, en otro lanzamiento de falta Javi Lara estrelló el balón en el larguero cuando todo el mundo esperaba el centro.

 

Y no fueron las últimas, ya que Caro cabeceó un centro y mandó la pelota muy cerca de la meta. Después, el cancerbero volvió a aparecer para repeler un nuevo disparo de Pedro Ríos. El Pucela necesitaba un tiempo muerto y ansiaba que llegase el descanso para coger aire y ordenar sus ideas.

 

Casi lo aprovechó en la primera que tuvo, nada más comenzar la segunda parte, en una buena acción de Raúl de Tomás que le sacó Kieszek en el palo corto. El delantero regresó, tras el buen inicio, para seguir asediando la portería visitante. Él solo se fabricó una bonita jugada que a punto estuvo de ser también efectiva, pero su disparo pegó en un defensa.

 

El color fue blanquivioleta, como en los primeros compases del encuentro, porque el Pucela sabía que debía anotar el segundo para dejar de sufrir. Mata lo rozó, pero se llenó de balón y acabó definiendo mal.

 

Por su parte, el Córdoba no permitió que la toalla tocara el suelo y reaccionó con dos peligrosas jugadas que no encontraron rematador. Los minutos pasaron como si nada, algo que benefició al Real Valladolid. De hecho, apretó en el momento justo para que Mata robara un balón, por un mal pase de Edu Ramos, y regateara a Kieszek para hacer el segundo.

 

Aunque ahí no acabó la cosa. Al Pucela le gusta que sus partidos tengan emoción hasta el final, y más si en el rival hay viejos conocidos. Alfaro no falló a a cita de la 'Ley del ex' y recortó distancias poco después.

 

Pero, con el 2-1, a los blanquivioletas no les temblaron las piernas e intentaron marcar el tercero. En esa recta final se vio el debut de Espinoza, aunque no participó demasiado en el juego.

 

Finalmente, los puntos se quedaron en Zorrilla y el Real Valladolid vuelve a dar algo de esperanza a su afición, que celebró con rabia la conclusión del encuentro. En la próxima semana repetirá horario, al visitar el domingo a las 12:00 horas al Sevilla Atlético.