Propuesta de la Euroliga: que todos los partidos de selecciones se disputen íntegramente en julio

Los clubes tendrían 38 semanas del año a su disposición entre octubre y mediados de junio, mientras que las selecciones nacionales dispondrían de sus jugadores durante seis semanas: las dos últimas de junio, a modo de preparación, y las cuatro de julio para la disputa de partidos clasificatorios o del torneo que corresponda ese verano, sea Juegos Olímpicos, Copa del Mundo o Eurobasket.

Euroleague Commercial Assets (ECA), empresa responsable de la Euroliga , ha lanzado una propuesta de calendario para el baloncesto internacional que restringe al mes de julio todo los partidos de selecciones, sean clasificatorios o de grandes torneos, y que vuelve a chocar con el sistema de ventanas que la FIBA estrenará en noviembre.

 

Según detalla ECA en un comunicado, los clubes tendrían 38 semanas del año a su disposición entre octubre y mediados de junio, mientras que las selecciones nacionales dispondrían de sus jugadores durante seis semanas: las dos últimas de junio, a modo de preparación, y las cuatro de julio para la disputa de partidos clasificatorios o del torneo que corresponda ese verano, sea Juegos Olímpicos, Copa del Mundo o Eurobasket. Por último, las cuatro semanas de agosto serían para que los jugadores descansaran.

 

"ECA ya mandó una propuesta similar a la FIBA el 23 de abril de 2012 con la intención de alcanzar un acuerdo común; desafortundamente, todavía no ha recibido respuesta a día de hoy", lamentó Euroliga, añadiendo que tanto la competición como los clubes siguen "abiertos a un profundo debate entre los agentes del baloncesto para alcanzar un acuerdo a largo plazo que beneficie a todas las partes y ayude al crecimiento del baloncesto a todos sus niveles".

 

Esta propuesta vuelve a chocar frontalmente con las ventanas FIBA, el novedoso sistema de clasificación para el Mundial de China 2019 que comenzará el próximo mes de noviembre con la participación de 32 selecciones europeas peleando por las 12 plazas adjudicadas al viejo continente.

 

El sistema constará de dos rondas. La primera se disputará hasta julio de 2018 y constará de 8 grupos de 4 selecciones cada una, se enfrentarán a ida y vuelta y el último clasificado de cada grupo quedará eliminado. La segunda fase se disputará entre agosto de 2018 y febrero de 2019. Las 24 selecciones clasificadas se agruparán en 4 grupos de 6 equipos cada uno, se enfrentarán a partido único y los 3 primeros de cada grupo sacarán billete para el Mundial.

 

El presidente de la Federación Española de Baloncesto (FEB), Jorge Garbajosa, ya advirtió este martes de que la selección española piensa "convocar a los jugadores de la Euroliga". "Es muy complicado de asumir que una serie de clubes muy importantes, pero pocos, impongan su voluntad a la de todo el resto del baloncesto español, europeo y mundial. No puede ser que encima de la FIBA intenten situarse una serie de equipos con un interés privado y económico", lamentó en una entrevista concedida a Europa Press.

 

España abrirá las ventanas FIBA ante Montenegro (23 noviembre) y Eslovenia (26 noviembre), coincidiendo con la novena jornada de la Euroliga que disputan cinco clubes españoles: Real Madrid, FC Barcelona, Baskonia, Valencia Basket y Unicaja.