Primeros enfrentamientos en el centro de Barcelona entre independentistas y la Policía

Incidentes en el colegio Ramón Llull. Foto: EP
Ver album

Ya se han producido las primeras cargas al bloquear decenas de personas la salida de la Policía de colegios electorales donde han intervenido urnas. Graves incidentes en el colegio Ramón Llull.

Los antidisturbios de la Policía Nacional y la Guardia Civil han realizado varias cargas en el centro de Barcelona cuando han sido atacados por grupos de independentistas mientras retiraban urnas y cerraban colegios electorales. La decisión se ha tomado tras comprobar la pasividad de los Mossos desde primera hora de la mañana a la hora de clausurar colegios tal y como tenían encomendado. El cuerpo autonómico asegura, no obstante, que ha clausurado 90 colegios de los más de 1.200 que hay repartidos por Cataluña.

 

Agentes de la Policía Nacional se han llevado las urnas de la escuela Ramon Llull de Barcelona, situada en el Eixample, arrancándolas de las manos de los miembros de las mesas electorales, que se han resistido a entregarlas, y entre gritos de "fascistas" de más de 300 concentrados en el exterior de las instalaciones. Según ha constatado Europa Press, los agentes de los antidisturbios han roto a martillazos el cerrojo de una de las puertas de entrada y han accedido al interior, donde han tenido que apartar a la gente para poder llevarse el material del referéndum, viviendo momentos de tensión.

 

Los miembros han respondido cantando 'Els Segadors' --el himno catalán-- y los agentes, pocos minutos después y protegidos por un amplio dispositivo, se han llevado las urnas en furgonetas entre gritos, insultos y agarrones de muchos de los manifestantes.

 

Ha sucedido pasadas las 9.30 horas, pero desde una hora antes un numeroso grupo de los antidisturbios de la Policía Nacional ha mantenido cortada la calle Consell de Cent, entre Marina y Serdenya, para impedir que los concentrados pudieran acercarse. Durante ese tiempo se han vivido momentos tensos, con algunos de los manifestantes intentando rebasar la línea policial y siendo arrastrados por los antidisturbios, mientras el resto respondían gritando consignas como 'somos gente legal', 'no tenemos miedo' y 'las calles serán siempre nuestros' todo ello con las papeletas de votación en lo alto.

 

Poco antes de las 10 horas, todos los efectivos policiales se han retirado y, mientras muchos concentrados se han quedado en el recinto del centro educativo comentando lo que había sucedido, otros muchos han abandonado también el lugar.