Cyl dots mini

Preservativos, botellón, comida podrida, destrozos, una habitación calcinada... así estaba el Marqués de la Ensenada

Imágenes del interio del hotel. @CS_LAMOLINERA

Los integrantes de La Molinera denuncian la "situación deplorable" en la que se encontraba el abandonado hotel de cinco estrellas ubicado en un edificio levantado hace 150 años.

La historia de la antigua harinera, un edificio levantado en la década de los 50 del siglo XIX, escribe una nueva página de la cual no se sabe su final. Después de la espantada del actual propietario del hotel cinco estrellas Marqués de la Ensenada, en enero de 2017, el inmueble cayó en el completo olvido condenado a sufrir destrozos continuos.

 

Según denuncian los miembros de La Molinera, grupo de personas que han ocupado el sitio en la mañana del sábado 30 de junio de 2018, el sitio está "en una situación deplorable". El 28 de abril de 2018 un incendio dentro de las instalaciones hizo saltar las alarmas y los Bomberos sellaron las puertas con chapas metálicas, pero el daño ya estaba hecho. "Hace tres meses entramos para ver cómo estaba el edificio, antes del incendio, y lo que nos encontramos fue una actividad cotidiana de gente que entra a llevarse cobre, material, tuberías, cable… Nos encontramos incluso las mochilas con herramientas. También nos encontramos preservativos usados, botellón… todo reventado" explica Darío López, miembro de La Molinera y que hace las veces de portavoz. 

 

"Parte de esa destrucción fue llevada a cabo con la espantada, y parte después. A nivel de basura, es impresionante el volumen de sábanas, colchones, muebles rotos, papeles, botellas… Estaba hasta la comida en la cocina, podrida. Afortunadamente parece que no hay plaga de nada, aunque sí hay bastantes hormigas" detallan desde el proyecto de centro social, quienes hablan con TRIBUNA durante la tarde noche del sábado 30.

 

López continúa su descripción del lugar, una vez que han explorado todas las instancias. "El sótano estaba inundado. Afortunadamente los técnicos del Ayuntamiento han drenado esa agua, porque había maquinaria en el sótano. No somos expertos, pero hay maquinaria de hace cien años que tiene valor patrimonial, y que está llenas de moho. Permanencen en el edificio, entendemos que el Ayuntamiento no tenía potestad para retirarlas. Drenaron el sótano y lo cerraron a cal y canto, antes estaba abierto". Además, "ocurrió que hubo un incendio en la segunda planta, esa está llena de hollín y la habitación afectada calcinada", concluye para completar el cuadro en el que se ha convertido el otrora hotel de lujo de Valladolid, uno de los edificios emblemáticos de la ciudad.