Prepárense para las terrazas de Valladolid; llega el sol primaveral hasta el final de la semana

Terraza del Café del Norte, en la Plaza Mayor. ÁNGEL PISANO

Un tiempo sorprendentemente estable en toda la provincia se aposenta en la ciudad hasta el lunes, con temperaturas que pasarán sobradamente los 20 grados

En una situación de confusión en la que uno no sabe muy bien a qué atenerse en el apartado sanitario, llega el buen tiempo a la provincia durante lo que queda de semana. El coronavirus podrá quitarnos los partidos de nuestro Pucela en Zorrilla, al menos momentáneamente, pero queda el consuelo de que no habrá nada que nos impida aprovechar una semana soleada y con temperaturas que alcanzarán más de veinte grados.

 

De hecho, la Agencia Estatal de Meteorología habla de una "anomalía cálida" durante los próximos días en toda la comunidad autónoma de Castilla y León con máximas de 8 a 10 grados por encima de lo normal para esta época del año.

 

Miércoles y jueves serán dos de los mejores días que llevamos de año, con temperaturas mínimas y máximas entre los cinco y los veinticuatro grados. A partir del viernes un pequeño descenso que nos traerá un poco más de fresco hasta concretar la gran bajada de temperaturas del lunes: nueve de máxima y cuatro grados de mínima, un tiempo que se acopla más a lo que viene siendo Valladolid a principios de la primavera.

 

La velocidad del viento, por cierto, no superará ningún día de esta semana los 25 km/hora, y la mayoría estará entre los 5 y los 15 km/hora. Una buena noticia para los que no muy amantes del elemento del dios Eolo. En cuanto a las precipitaciones solo el jueves asoma la posibilidad de algún ligero chubasco, con una mínima probabilidad del 20%. Prácticamente no se prevén lluvias para esta semana.

 

Este sorprendente 'mini-invierno canario' hasta el domingo viene de la mano de una semana marcada por el cierre de clases, eventos y actividades públicas en algunos lugares del país, como Madrid o Vitoria. El coronavirus parece que aumenta su rango de afectación en el territorio nacional y, ante esta situación, mejor vivirla con solecito y un poco de buen tiempo, aunque sea un par de días.