Portugal: "No me he fijado en la clasificación, sino en el Real Valladolid como club"

Miguel Ángel Portugal pisó por primera vez como entrenador del Pucela. REAL VALLADOLID

El nuevo entrenador aseguró que lo primero es recuperar el estado anímico de la plantilla.

Adiós Garitano, hola Miguel Ángel Portugal. Las despedidas y los saludos pueden ser muy rápidos, sobre todo en el mundo del fútbol. En apenas dos horas, el Real Valladolid anunciaba la marcha del entrenador vasco y la incorporación del burgalés en una operación relámpago que fue madurada a lo largo del martes. De esta manera, Portugal, que solo ha firmado hasta final de temporada, tuvo su puesta a punto ante los medios este miércoles a última hora de la mañana.

 

“Hay buen equipo, buena plantilla. Los resultados no reflejan lo que una plantilla puede hacer, hay veces que tienes buen rendimiento, pero no se dan”, arrancó el nuevo técnico, quien reconoció que el objetivo es “devolver al Valladolid a donde tiene que estar”.

 

¿Y cómo se consigue eso? “Cuando los resultados no se dan hay que cambiar la mentalidad del jugador. Ganar después de perder es difícil, pero es lo que toca, esa mentalización es fundamental para que el estado anímico se recupere. Es la mejor medicina para un equipo como el Valladolid, con esta racha”, siguió Portugal.

 

Por cierto que la novedad está en que el cuerpo técnico del entrenador contará con varios nombres de calado dentro del club, tales como Javier Baraja, que vuelve a la que siempre ha sido su casa, o Albés, entrenador del filial hasta ahora.

 

“Ahora tenemos que sacar máximo rendimiento a lo que tenemos. La plantilla la he visto frente a un televisor, necesito tiempo para valorar in situ. Confío en esta plantilla, que es buena, con objetivos altos, y se pueden conseguir. Hay velocidad, y eso es importante en ataque. Hay calidad técnica también”, hizo ver el burgalés. Pero lo más sorprendente es que este aseguró que no ha mirado dónde está el club en la clasificación.

 

“No me he fijado en la tabla, en dónde está, me he fijado en el club. Lo importante son sus objetivos, y vengo a luchar por ello”. Por cierto que la historia de Portugal en Valladolid es curiosa, ya que apenas llegó a disputar unos partidos con la blanquivioleta. Una inoportuna lesión de menisco en la época de Vicente Cantatore le obligó a apartarse de los terrenos de juego, aunque pese a ello guarda buenos recuerdos de la ciudad.

 

Dicho lo cual, el entrenador tiene clara cuál será su máxima. “Ganar, después ganar y después ganar. Ahí mejora el estado anímico. No hay que aprenderlo, los jugadores ya lo saben”. Parece claro que el Pucela podría haber escogido a un técnico que priorizará los resultados al juego, aunque solo el tiempo lo dirá.

 

Por último el entrenador pasó por encima su última estancia en Sudamérica, donde entrenó al Club Bolívar entre 2012 y 2014, con una breve estancia en  el Atlético Paraenense también en 2014. Este verano hizo un amago de acabar como seleccionador nacional de Bolivia, pero su nombramiento no se produjo. “Me mandaron el contrato y no lo firmé, se quedó ahí todo parado. Me quedé en casita”, ha asegurado Portugal, quien concluyó diciendo que en el aspecto deportivo está “muy ilusionado”.

Noticias relacionadas