Por qué contratar un arquitecto para construir nuestra vivienda o para una reforma integral

Para construir una vivienda o realizar una reforma, vamos a necesitar no sólo coordinar un buen equipo de trabajo profesional, sino también conseguir todos los permisos y, sobre todo, garantizar que el proceso se lleva a cabo en base a lo marcado en las normativas a aplicar, razón por la cual puede ser una solución inteligente contar con el apoyo de una empresa especializada en el sector.

 

Además del aspecto legal, contratar un arquitecto para construir una vivienda o realizar una reforma es una decisión acertada, ya que de esta forma conseguiremos dar pasos en firme y sobre seguro, siendo asesorados en todo momento por profesionales, y por supuesto también, teniendo de esta forma la tranquilidad de que todo el proceso está siendo controlado por ellos.

 

La importancia de contar con el apoyo de profesionales

 

Antes de nada, debemos tener en cuenta que, a la hora de construir una vivienda o realizar reformas integrales, es esencial que estemos respaldados por profesionales capaces de solucionar cualquier tipo de situación, incluyendo desde la realización del proyecto de nuestros sueños, hasta la capacidad para resolver cualquier inconveniente que surja durante el transcurso de la obra.

 

Para ello, lo ideal es que contemos con una empresa que disponga de personal capacitado en diversos campos incluyendo desde arquitectos hasta fontaneros, pintores, electricistas y cualquier otro profesional que sea preciso para llevar a cabo el proceso. Algunas empresas como JREYMA ofrecen el servicio completo, encargándose de todo el proceso de diseño arquitectónico, construcción o reforma. Por ello os aconsejamos que echéis un vistazo a la web de JREYMA donde encontraréis toda la información que necesitáis para resolver vuestras dudas y poner en marcha vuestro nuevo proyecto.

 

Qué necesitos para construir una vivienda o hacer una reforma

 

Tanto si vamos a construir una vivienda nueva o queremos realizar una reforma en nuestro hogar, en una oficina, nave, etcétera, algo indispensable van a ser los permisos, ya que por ley se exigen para mantener un control que permita asegurar la calidad de los trabajos realizados.

 

Pero antes de obtener el permiso es importante analizar bien qué es lo que queremos hacer, es decir, incluir todas las partidas que necesitaremos cubrir para llevar a cabo el trabajo de forma completa, y aquí es donde entra por primera vez el trabajo del arquitecto, el cual nos guiará adecuadamente para conseguir que el proyecto llegue a buen cauce.

 

Por supuesto también habrá que realizar cálculos en relación con cada una de las partidas, elegir los materiales que queremos utilizar y, por supuesto, solicitar un presupuesto con el que deberemos barajar todas nuestras posibilidades y analizar si hay que llevar a cabo algún tipo de modificación para ajustarlo a nuestro bolsillo.

 

En cualquier caso, cuando procedemos a seguir todos estos pasos antes de dar comienzo a la obra, por mucho que lo intentemos, al final se acaba convirtiendo en un dolor de cabeza, ya que no es fácil estar poniendo de acuerdo a tantos arquitectos, profesionales, constructora, industriales, etc. y mucho menos si no tenemos experiencia en este aspecto.

 

Por esa razón, lo mejor que podemos hacer es contratar directamente a una empresa que se encargue de todo, es decir, nosotros tan sólo nos tendremos que encargar de decir qué es lo que queremos hacer, analizar que el presupuesto esté dentro de lo que nos podemos permitir o queremos gastar, y finalmente esperar a que finalice todo el proceso. De esta forma vamos a ahorrar mucho estrés, y sobre todo estaremos totalmente convencidos de que el proceso se llevará a cabo de la forma más económica posible y en el menor tiempo, ya que es la empresa a la que hemos contratado la responsable de organizar los grupos de trabajadores y profesionales para que coincidan todas las entradas y puedan combinar bien los trabajos.

 

Si tenemos en cuenta esto vamos a evitar muchos problemas habituales derivados de la construcción de viviendas y reformas, pero tan sólo lo conseguiremos si nos ponemos en manos de auténticos profesionales, por lo que es importante que os aseguréis de que se trata de una empresa consolidada, con años de experiencia y con los recursos necesarios para proceder.