Por esto querrás levantar el pie del acelerador en la N-601

El primer radar de tramo entra en funcionamiento en Valladolid, en la Cuesta de Coruñeses a la altura de Medina de Rioseco.

El radar de tramo instalado por la Dirección General de Tráfico (DGT) en la N-601 a la altura de la cuesta de Coruñeses, en el término municipal de Medina de Rioseco (Valladolid), ha entrado este miércoles 15 de marzo en funcionamiento una vez finalizado el periodo de prueba y de homologación de sus componentes.

 

El cinemómetro, ubicado entre los puntos kilométricos 226 a 228,5, en la cuesta de Coruñeses, controla los dos sentidos de la circulación en un tramo limitado por señales verticales a 80 kilómetros por hora. La instalación obedece a la accidentalidad de la zona y a que la mayoría de estos accidentes se producen por salidas de vía, cuya causa principal es el exceso de velocidad, según ha informado la Delegación del Gobierno a través de un comunicado remitido a Europa Press.

 

El presupuesto de instalación fue de 46.573 euros. Será el tercer radar de esta clase que se instala en Castilla y León, tras los de la AP-66, en Barrios de Luna, León, y el de los túneles del Guadarrama, en la AP-6, en Segovia.